Disfrutar de las refrescantes aguas de los centros turísticos de la capital fue lo que decidieron hacer las familias de los municipios de Managua y Tipitapa quienes desde tempranas horas de este fin de semana se dieron cita en la Laguna de Xiloá, el Trapiche y el Trapichito, donde además de apagar el calor de la temporada degustaron de deliciosos platillos y despidieron las vacaciones del año recién finalizado.

Muchos de nuestros entrevistados llegaron en vehículos de su propiedad, otros debido a la cercanía en la que se encuentran los centros turísticos de sus viviendas optaron por llegar caminando, sin embargo todos con el mismo propósito, hacer de este fin de semana una verdadera celebración familiar.

“Estamos contentos de estar con la familia en este lugar, recibiendo con buenas vibras este año y que mejor manera de hacerlo que disfrutando de un paseo en el que tenemos contacto con la naturaleza, ya en esta semana retomamos nuestras labores y por eso hemos venido a relajarnos para llegar con mucha energía a desempeñar nuestras funciones” manifestó Martha Rosales.

Otros de los bañistas optaron por visitar hasta este fin de semana los balnearios argumentando que para esta fecha hay menos concurrencia de visitantes, lo cual les permite estar más tranquilos y tener mejor control de sus hijos al momento de sumergirse en las refrescantes aguas.

“A esta fecha los centros turísticos están menos frecuentados y eso permite que podamos disfruta mejor, hasta hoy venimos a darnos un chapuzón porque en días anteriores estábamos fuera de Managua y para cerrar con broche de oro las vacaciones hemos venido a pasar un rato en familia para estar preparados para la jornada laboral de este nuevo año” destacó Ángel García.

Comerciantes satisfechos

Los propietarios de los negocios que se ubican en las inmediaciones de estos locales, manifestaron que con relación a años anteriores, las ventas de sus productos superaron las expectativas, ya que se registró in alto índice de visitantes, lo cual dejó como resultado excelentes ganancias.

Para los comerciantes, el éxito de sus ventas radica en la seguridad que brindó la Policía Nacional, ya que esto les permitió a las familias llegar a estos lugares con más confianza y tranquilidad, además de los precios accesibles que brindaron a su clientela.

“Gracias a Dios este año las ventas estuvieron buenísimas, vendimos todo lo que teníamos planeado, el apoyo de la Policía Nacional fue importante para nosotros porque cuando la gente mira la presencia de los agentes se sienten con mayor confianza y eso los anima a venir a pasear un rato, todos estamos satisfechos con los resultados de este año y esperamos que para las próximas vacaciones también tengamos buenas ventas” añadió Ileana Pérez.