La primera gran tormenta de invierno de Estados Unidos (EE.UU.), denominada "Hércules", sacudió el noreste del país con frío ártico, fuertes vientos y abundante nieve, dejando a un fallecido hasta ahora.

La tormenta, que ya ha dejado más de 45 centímetros de nieve en algunos puntos, obligó a declarar la situación de emergencia en varios estados, a cancelar miles de vuelos y el retraso de otros siete mil, además de cerrar escuelas en una tercera parte del país.

Un conductor de un ómnibus que chocó con un automóvil en una carretera de Kentuchy cubierta de nieve falleció este viernes, producto de la fuerte tormenta invernal que azota a varias zonas del país.

El accidente también dejó 15 pasajeros heridos. Este es el primer reporte fatal asociado a Hércules, que desde este jueves provocó la caída de hasta 53 centímetros de nieve.

Para Nueva York, se pronostican más de 20 centímetros de nieve y vientos helados superiores a los 50 kilómetros por hora, con temperaturas de hasta menos 12 grados y una sensación térmica que podría llegar a -23°C.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS por su sigla en inglés) emitió alertas de fuertes tormentas de invierno en una extensa área del país, que abarca desde Chicago a Nueva York, casi toda Nueva Inglaterra, e incluso la capital Washington.

La advertencia de tormenta invernal rige para Nueva York hasta el mediodía de este viernes, por lo que las autoridades pidieron a los residentes permanecer en sus hogares para que se puedan realizar las tareas de acondicionamiento urbano.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, pidió: "por favor, a partir de esta noche (jueves), quédense en casa. Si no necesitan salir, no salgan”.

La ciudad de Nueva York tiene previsto un pequeño ejército para luchar contra "Hércules": mil 700 quitanieves y otros 450 vehículos para esparcir sal en uno de los focos urbanos donde podría registrarse una mayor afectación en las comunicaciones durante las próximas horas.