El Ministerio de Salud de Rusia, informó este jueves que cuatro de los 62 heridos a causa de los atentados terroristas en Volgorado (sur) están en estado de extrema gravedad y 11 de ellos presentan un diagnóstico grave.

De acuerdo al reporte, un avión de la defensa civil trasladó a Moscú (capital) a otro grupo de lesionados en situación delicada, pero transportables, con lo que totalizan 18 los asistidos en hospitales capitalinos.

Como se recordará, una suicida detonó el pasado domingo una bomba de 10 kilogramos de dinamita en la estación central de ferrocarril, en Volgogrado, que mató a 17 personas y causó heridas de diversos grados a otras 40.

Un día después, se registró otro atentado con dinamita en un trolebús de esa ciudad que dejó al menos 15 muertos y 28 lesionados. Según notificaron fuentes médicas, la cifra de hospitalizados ascendió ayer a 48.

Se conoció entonces que en los centros de salud de Volgogrado permanecen hospitalizadas 44 personas, cuatro de éstas en situación de extrema gravedad, 11 heridos graves, 14 con lesiones de mediano grado y 15 con heridas leves.

La nota oficial del organismo de salud, señala que dos menores, incluida una bebé de pocos meses de nacida, que fueron trasladadas ayer al hospital pediátrico federal de Moscú tienen diagnóstico grave, pero estable.

Momentos después de registrarse el atentado, el presidente Vladimir Putin calificó de abominables crímenes los recientes actos terroristas perpetrados en esa urbe del sur de la nación.

Consideró que tales acciones no admiten justificación cuando se atenta contra la población civil, en particular contra mujeres y niños.

Por otro lado, el Comité Nacional Antiterrorista indicó este jueves que las entidades gubernamentales pertinentes continúan la labor para el esclarecimiento de los atentados del 29 y 30 de diciembre.