La Alcaldesa de Managua, compañera Daysi Iveth Torres Bosques hizo entrega de una placa, en la cual agradecen todas las acciones que ha realizado la Iglesias Asambleas de Dios a favor de los capitalinos.

El Superintendente Nacional de las Asambleas de Dios Saturnino Serrato, también otorgó un homenaje a la municipalidad, por el apoyo brindado a las diversas iglesias evangélicas que se ubican en los barrios y comarcas de Managua.

Al acto solemne asistieron todos los concejales de la bancada sandinista, la alcaldesa, la vicealcaldesa Reina Rueda, el Secretario del Concejo Municipal y representantes de las Asambleas de Dios.

“Estamos en Nicaragua desde hace 100 años predicando el evangelio, sanando esta sociedad, liberándola de las ataduras y vicios que la han atado por tantos males, y de ese modo contribuyendo a la salud de esta sociedad y a su bienestar”, dijo Serrato cuando agradeció a la comuna por el reconocimiento.

Indicó que en la actual época de Gobierno Sandinista las Asambleas de Dios han recibido un firme respaldo de las autoridades, para desarrollar el evangelio y ejecutar las diferentes acciones que impulsan en el país como denominación religiosa.

“Nosotros estamos colaborando con el gobierno y en cierto modo el gobierno con nosotros al dar la apertura para poder hacer nosotros nuestro trabajo. Yo miro bien las acciones sociales que realiza el gobierno, estamos trabajando para el bien de esta sociedad. En relación a esta política de los últimos años enfocada a aliviar a las clases menos favorecidas estamos plenamente de acuerdo”, dijo Serrato.

La Alcaldesa de Managua instó a cada miembro de las Asambleas de Dios a trabajar en reconciliación, en paz y a favor del pueblo nicaragüense.

“La labor social que las Asambleas de Dios desarrollan no está distante de la labor social que desarrolla nuestro gobierno y las municipalidades del Poder Ciudadano, a través de ese modelo Cristiano, Socialista, Solidario, que no es más que llevar bendiciones a los barrios, a las comarcas, tanto en el campo como en la ciudad”, reconoció Torres.

Fue en el año 1912 que llegan de los Estados Unidos el Reverendo Benuz Shoneckey y su esposa Yegui y otro predicador; a fundar la primera iglesia pentecostal en Nicaragua, que ahora cuenta con 300 mil miembros, un mil 500 Ministros, 900 iglesias y 700 campos de predicación, enfatizando desde su fundación la labor social en la educación, no tomando en cuenta religión, denominación o posición político-social.

Para conmemorar los 100 años de evangelizar al pueblo nicaragüense, las Asambleas de Dios realizan este sábado 21 de abril una Jornada de Evangelización en Plaza la Fe, donde esperan la presencia de más de cien mil personas.