Para la Cruz Roja Nicaragüense la celebración de año nuevo conlleva mucha responsabilidad para las familias, sobre todo en el cuidado de los niños, quienes pueden resultar víctimas del mal uso de la pólvora.

Ervin Chévez, director Nacional de Socorro de la Cruz Roja, dijo que en estas fiestas las incidencias con pólvora han sido pocas, no obstante, insistió en que este 31 de diciembre y 1 de enero las familias continúen haciendo un uso responsable de los juegos pirotécnicos .

La institución también cree que es fundamental que las personas que conducen vehículos no tomen bebidas alcohólicas.

Igualmente que si salen de paseo desconecten los electrodomésticos y bajen la palanca al tanque de gas.

En este punto no menos importante, es la revisión mecánica y eléctrica del vehículo, y que se aseguren de que este lleve su triangulo, la gata, el maneral y su llanta de repuesto.

El director de Socorro de la Cruz Roja también hizo el llamado a los conductores a tener paciencia y a ser cordiales en la vía, ya que actitudes como esta son las que salvan vidas.

Atención en las playas

La Cruz Roja también estará resguardando con 200 voluntarios el bienestar de las familias que aprovechen para ir a la playa el 1 de enero.

Los balnearios donde se brindará cobertura son Pochomil, Masachapa, Xiloá, Poneloya, Las Peñitas y Paso Caballos.