Con el objetivo de prevenir las enfermedades respiratorias y de la piel, el Ministerio de Salud, la Alcaldía de Managua y otras instituciones del Gobierno Sandinista, hicieron un llamado a la población a evitar las quemas de monte o de basura, precisamente en esta temporada de vientos huracanados.

La Ministra de Salud, compañera Sonia Castro, junto con el Secretario General de la Alcaldía de Managua, compañero Fidel Moreno, y el II Jefe de Seguridad Publica Nacional de la Policía, Comisionado Mayor Mario Garmendia, hicieron el llamado a promover estilos de vida que prevengan las diferentes enfermedades de la época.

La compañera Castro indicó que la región centroamericana entrará a otra fase climática, en la que los vientos fuertes y las bajas temperaturas provocan afectaciones a las personas, por lo que instó a tomar las medidas que eviten las enfermedades.

Recomendó a las familias dedicar parte de su tiempo a la limpieza en los hogares e instó a evitar las quemas de la basuras o de las hojas de los arboles, pues la inhalación de humo es muy perjudicial para la salud.

“Con estos vientos, los cambios de temperatura de un clima a otro y la predisposición del humo nos trae algunas perjuicios para la salud. Nosotros como Ministerio de la Salud queremos compartir con ustedes estos elementos para que se tome una actitud de prevención, de promoción de la salud”, indicó Castro.

Quemas perjudican al medio ambiente

El doctor Carlos Sáenz, Director de Vigilancia para la Salud, señaló que la quema de basura trae una serie de contaminantes que afectan la calidad de los suelos, el aire, el agua y los alimentos.

“Nosotros los seres humanos somos productores de basura, entonces debemos de hacer una serie de cambios de actitud en el sentido de ser menos productores de basura. La basura al quemarse produce sustancias que afectan a la salud humana, por ejemplo el humo, las cenizas puede producir conjuntivitis, irritación en los ojos, irritación en la garganta y la piel puede tener irritación, en las personas adultas puede provocar que se le incremente su enfermedad pulmonar y puede provocar un ataque de asma”, alertó Sáenz.

Señaló que el humo al ser recibido por mucho años puede provocar diversos tipos de cáncer, leucemia y hasta malformaciones en los bebes.

“En lugar de botar la basura tenemos que echarla en un recipiente o en una bolsa plástica para esperar que pase el camión de la basura, porque la Alcaldía de Managua le da un tratamiento adecuado al reciclarla”, dijo Sáenz.

Plan de Vigilancia para evitar quemas

El neumólogo Félix Sánchez pidió a las madres a tener mucho cuidado con sus hijos y no exponerlos al humo, porque de hacerlo sufrirá mucho de bronquitis, neumonía y asma.

“Lo que se requiere de todos nosotros, en las familias, en los barrios, es que nos cuidemos porque muchas veces es el vecino el que quema la basura y el viento lleva el humo hacia donde está la camita del niño, hacia donde están dormidos los hermanitos y a los dormitorios de los adultos, al final provoca enfermedades respiratorias”, subrayó Sánchez.

La Ministra de Salud afirmó que las enfermedades respiratorias han disminuido un 50 por ciento en relación a otras temporadas, sin embargo se hace el llamado a las familias a promover estilos de vida que ayuden a disminuir mucho más este tipo de males.

El Comisionado Mayor Mario Garmendia, manifestó que apoyaran este tipo de jornada con patrullajes en aquellos predios baldíos donde personas de forma irresponsable llegan a botar basura.

“La Policía Nacional va apoyar en este proceso a la Alcaldía de Managua y al MINSA para desarrollar medidas que van dirigidas al proceso de que no haya quemas en predios baldíos, lo que en alguna manera también afectan. Vamos apoyar a los inspectores que tiene la alcaldía municipal porque vamos a activar el plan de vigilancia para la detención temprana de estos incendios”, dijo Garmendia.

Finalmente Fidel Moreno Secretario General de la Alcaldía de Managua, informó que los números 118 y 135 estarán a disposición de la población a fin que puedan llamar para evitar estas quemas de monte que también pueden ocasionar incendios en nuestros hogares.