Centenares de familias disfrutaron de los juegos mecánicos que ofrece el Parque de la Niñez Feliz, el cual ha llevado alegría, diversión y esparcimiento al pueblo nicaragüense en estas fechas decembrinas.

Agarrados de la mano con sus hijos, parejas entraban a los terrenos del parque ubicado en la Plaza de la Fe, en tanto que jubilosos niños y jovencitos de escasos recursos esperaban montarse en los juegos.

Entrevistados señalaron su contento porque el gobierno del presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo han traído este tipo de parque al país para que se puedan divertir menores y jóvenes de escasos recursos principalmente, pero también adultos de todos los estratos sociales.

Al respecto, María Luisa Obando Artola dijo que el parque está bonito y que es un gozo para las familias porque se divierten con los niños que necesitan este tipo de recreación.

La compañera Artola afirmó que el Parque es una bendición porque ayuda a muchas personas que no tienen dinero para divertirse en otros lugares.

Oportunidad para alegrarse y vender

Por su lado la vendedora Jenny Francisca Gutiérrez dijo que gracias a Dios le ha ido bien vendiendo manzanas y otros productos en el parque, lo que le ha dado para la comida y la leche de su hija, al tiempo que dio gracias al comandante Daniel Ortega por traer estos juegos al país porque es una oportunidad de divertirse y ganarse la vida.

“Mi familia, mi esposa y mi hija están divirtiéndose grandemente, en todo el año no tuve oportunidad de sacarlos, pero ahora los he traído aquí para que se alegren, además que es bueno porque recrea la mente y ayuda que los jóvenes se diviertan, sin caer en vicios o drogas”, expresó David Araica.

Mientras Carlos Bone manifestó “en el parque mi familia anda bien divertida, les encanta venir y yo los traigo aquí porque como soy de pocos recursos aquí no tengo que gastar en pagar para que se suban a los juegos mecánicos”.

A la vez Omar Gutiérrez afirmó que el parque está dando una nueva oportunidad para una sana distracción de los nicaragüenses y que gracias a Dios lo están aprovechando bien.