El jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehí, confirmó este martes la producción de medicina nuclear que realiza la nación persa, en el marco de su programa pacífico nuclear tan criticado por occidente.

En declaraciones citadas por la agencia HispanTV, Salehí precisó que visitó el dispositivo médico más avanzado de Irán para la producción de medicina nuclear.

Según la cadena iraní, la visita se realizó en el hospital Masih Daneshvari de Teherán (capital) donde se encuentra instalado el Ciclotrón.

En todo el mundo solamente existen unos cuantos ejemplares del Ciclotrón, importado a finales del año pasado a Irán.

Ali Akbar Salehí ha propuesto que se estudie la posibilidad de que los expertos iraníes fabriquen las piezas de repuesto del aparato pues son muy costosas.

El funcionario persa también ha visitado otras instalaciones sanitarias del hospital que, junto a aceleradores como el Ciclotrón, se utilizan en la terapia nuclear.

Aludiendo a los últimos avatares a nivel internacional, Salehí destacó los esfuerzos del Gobierno iraní por eliminar los obstáculos en el sector sanitario y del tratamiento de enfermedades poniendo fin a las sanciones antiraníes.

No obstante, aduce, los expertos iraníes deben esforzarse por alcanzar el autoabastecimiento, pues no se puede confiar en la contraparte extranjera en los diálogos nucleares.