Por lo menos dos muertos, un desaparecidos y numerosos cortes de luz en cientos de miles de hogares, así como también cancelación de vuelos , dejó el temporal de viento y lluvia que azotó este martes en la madrugada a Gran Bretaña y Francia.

Las dos personas muertas se registraron en Gran Bretaña, una en el norte del país que se produjo por ahogamiento en un río que creció rápidamente; la otra víctima falleció en Gales arrastrada por la corriente de un río, informaron las autoridades británicas.

Por su parte, en Francia desapareció un hombre de nacionalidad rusa que cayó al mar desde un barco que navegaba a 220 kilómetros de la localidad de Brest (noroeste).

Las autoridades galas indicaron también que un niño de 12 años perdió la vida al derrumbarse un muro en el departamento de Calvados (noroeste), al parecer debido a los vientos.

Además, el navegante suizo Bernard Stamm y su compañero de equipo Damien Guillou, fueron rescatados por un navío noruego en el canal de la Mancha luego de que el martes en la mañana los sorprendiera una tormenta.

Las autoridades marítimas francesas señalaron tras realizar el rescate que los dos navegantes "están sanos y salvos".

Sumado a esto, unos 240 mil hogares franceses se encuentran sin electricidad a causa del temporal, que llegó a registrar vientos superiores a los 120 km/hora, y unos 150 mil en el Reino Unido.

Además unos treinta vuelos fueron anulados en el aeropuerto de londinense de Heathrow, y la mayoría de estos vuelos iban a otros países de Europa.

El transporte ferroviario en el centro de Inglaterra también quedó suspendido por las tormentas, así como también se presentaron perturbaciones en las travesías en ferry entre Gran Bretaña y Francia, sin embargo, el Euroestar (tren de alta velocidad bajo el canal de la Mancha) no se vio afectado.

En Irlanda, cinco mil líneas telefónicas quedaron fuera de servicio.

Los servicios meteorológicos británicos decretaron para este martes "alerta ámbar" -segundo grado de peligrosidad- en el norte de Irlanda del Norte y el oeste de Escocia, válida hasta primera hora de la tarde, por vientos que podrían superar los 120 kilómetros por hora.

Las previsiones del miércoles son ya de un tiempo tranquilo en Gran Bretaña. En Francia, en cambio, la alerta naranja rige desde este martes hasta el miércoles a las 06H00 locales (05H00 GMT), con el pronóstico de vientos fuertes en zonas del norte, este del país y oeste de los Pirineos.