Una brigada del Ministerio de Salud (Minsa) se presentó al barrio San José del Distrito III, para visitar más de 600 viviendas, en las cuales se recomendó mantener limpio los patios, destruir criaderos de zancudos y se aplicó abate en pilas y barriles que contienen agua para el uso diario.

A cargo de esta brigada estuvo el doctor Freddy Suárez, Responsable de Epidemiología del Centro de Salud Sócrates Flores, quien señaló que estas visitas se intensifican cada 15 días, después del ingreso de la temporada de lluvia.

“La actividad de hoy, es actividad integral de la séptima jornada de lucha antiepidémica, que consiste en que la población nos deje inspeccionar su vivienda, por eso es importante que los pobladores nos dejen entrar, porque si nosotros no inspeccionamos una vivienda, seguro esa vivienda va a quedar con criaderos”, destacó Suárez.

Es necesario que cada familia aprenda a identificar aquellos objetos que pueden ser reservorio de zancudos y sean destruidos para evitar enfermarse del dengue, zika y chikungunya.

El segundo paso que hace el brigadista luego de inspeccionar la vivienda, es aplicar el abate, el cual tiene una efectividad máxima de 60 días. A la población se les orienta que cuando limpien las paredes de las pilas o barriles, no boten el abate.

“El abate es un larvicida, tiene efecto residual de 30 días, máximo de 60 días y nosotros en otra visita lo volvemos a reponer en la siguiente jornada. La tercera acción es la fumigación, que es la eliminación del zancudo adulto, que es el vector que anda transmitiendo la enfermedad. Es muy importante que la población nos deje entrar, esto va hacer el éxito de nuestra jornada, que la población nos colabore”, añadió Suárez.

La lucha contra los zancudos debe ser de todos los días, sobre todo en esta temporada de lluvia, en la que los expertos meteorólogos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) han pronosticado un “invierno copioso”.