Estimado Jesús, el Cristo:

Hoy nuevamente, como todos los años, te escribo y te saluda este tu siervo fiel, que celebro el más grande acontecimiento en la historia de la humanidad: TU NACIMIENTO hace más de dos mil años. Fuiste enviado por Dios Padre para redimir nuestros pecados e iluminarnos el camino correcto a seguir.

Tú, más que nadie, sabe de mi situación personal y todo lo dejo en tus manos. Tus manos milagrosas que saben aliviar a los que tenemos nuestra fe inquebrantable en Ti.

Nuevamente, pues, como todos los años, mi querido Jesús, El Cristo, te doy también gracias infinitas por continuar derramando sabiduría sobre nuestros gobernantes, el Presidente Comandante Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo.

Te cuento, Mi Señor, que la gran y enorme popularidad de que gozan Daniel y Rosario entre los nicaragüenses, llega casi al 70 por ciento, popularidad reconocida por todas las encuestadoras nacionales y extranjeras, que van desde CID-GALLUP, hasta Borge y Asociados (Costa Rica); Consultoría Mitofsky (México); Latinobarómetro (Argentina); Encuestadores de Periódicos de América Latina y las nicaragüenses M&R Consultores y siglo Nuevo.

Y es que, Jesús, El Cristo, bajo la conducción del Presidente Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo, a quienes TU iluminas constantemente, nuestro país se encamina decididamente a erradicar la pobreza y dentro y fuera de nuestras fronteras, los logros y el desarrollo alcanzado por Nicaragua son reconocidos por organismos públicos y privados.

Como te he informado en años anteriores, la expansión económica de Nicaragua se vislumbra realmente promisoria a favor del pueblo nicaragüense, basado en la estrategia de la Administración Sandinista de acuerdos tripartitos entre el gobierno, empresarios y trabajadores, que ahora piensan más en los intereses generales que en los particulares.

Basada en esa alianza patriótica, las exportaciones alcanzaron en el año 2013, por primera vez en nuestra historia, casi 2.800 millones de dólares, mientras que las inversiones directas llegaron a 1.500 millones de dólares, lo que también representa una cifra record en nuestra historia económica.

¿A Qué se deben esas cifras records? Simple y llanamente a las políticas económicas sanas, y la seguridad, estabilidad y tranquilidad que ofrece la Administración Sandinista a los inversionistas.

Claro que esas inversiones significan más trabajo y mejores salarios para los nicaragüenses, con lo que se impulsa decididamente el combate a la pobreza.

Mi estimado Jesús, El Cristo:

También te informo que la economía de Nicaragua se encuentra entre los pocos países latinoamericanos que tuvo en el año 2013, un crecimiento del cinco por ciento. No lo digo yo, sino la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La banca internacional, reacia en el pasado, ahora elogia al Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo por el manejo serio de la economía que, sin lugar a dudas, va viento en popa y a toda vela, como diría el poeta José de Espronceda.

Tirios y troyanos, dentro y fuera de Nicaragua, continúan elogiando la forma en que Daniel y Rosario conducen el Barco Insignia de la prosperidad en beneficio de todos los nicaragüenses, teniendo como bandera la paz, tranquilidad, seguridad y progreso sin discriminación.

Jesús, El Cristo:

Tu pueblo, el preferido, apoya decididamente a Daniel y Rosario, a quienes Tú has llenado de bendiciones, porque continúan gobernando a favor de las grandes mayorías, es decir, que continúan siendo un GOBIERNO DEL BIEN COMUN, cuya meta es erradicar la pobreza.

Ilumínalos para que continúen profundizando los emblemáticos Programas Sociales como Plan Techo, Usura Cero, Bono Productivo, y entrega de títulos de propiedad a los que nunca han tenido, porque este es un Gobierno Cristiano, Socialista y solidario.

También te ruego que ilumines al Comandante Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo, para que profundicen su apoyo a las mujeres, a la juventud, que se han convertido en el motor de desarrollo de Nicaragua, sin olvidarse que otras de las prioridades deben ser la educación, la salud y la cultura en general.

Como bien sabes, la Administración Sandinista está decida a construir el Gran Canal Interoceánico, que vendrá a crear miles y miles de empleos en todo el país, paso gigante para la erradicación de la pobreza.

Jesús, El Cristo:

Por supuesto que no se me olvida que también ilumines a un grupito muy reducido de nicaragüenses, para que erradique el odio de sus corazones y se integre decididamente al bienestar de todo el pueblo. Aquí te pido una iluminación muy especial.

Finalmente, como te solicité el año pasado, en lo personal y si no es mucha molestia, échame una bendición para que la enfermedad que tengo y que TU ya conoces, desaparezca totalmente.

Te pido, pues, nuevamente, que bendigas a nuestros gobernantes Daniel y Rosario y al pueblo nicaragüense.

Tu hijo,

Juan Maltes