El Subprocurador de Derechos Humanos, Adolfo Jarquín Ortel, señaló que la propuesta del Ejecutivo al aumentar el número de concejales en las diferentes municipalidades, fomentará la democracia y participación ciudadana, lo cual es un avance en el fortalecimiento de democracia nicaragüense.

“Ahí nosotros, los ciudadanos van a tener mayor participación y decisión en los atingentes a sus asuntos de desarrollo municipal, porque lo más importante es que se atienda la demanda del pueblo”, explicó Jarquín.

Expresó que es una forma más ágil de la democracia, donde estará en juego la participación ciudadana en la decisión, en lo que necesita la comunidad, su desarrollo, salud y educación, y en ello se va a conocer de viva voz del ciudadano que es lo que le está afectando.

“Lo que está haciendo el gobierno es correcto, porque le está dando mayor participación al ciudadano en las decisiones, es decir que el ciudadano es el que hace la democracia y sin un gobernante no atiende la demandas de los ciudadanos se quedará sin adeptos. […] Este gobierno ha demostrado que si está atendiendo a las comunidades, por eso se plantea esa reforma, porque fortalece la democracia participativa”, agregó Jarquín Ortel.

Por su parte, el jurista Carlos Mario Peña, declaró que esta propuesta del Gobierno del comandante Daniel Ortega Saavedra, por primera vez en la historia de Nicaragua va a reivindicar los derechos políticos y constitucionales al pueblo de Nicaragua con la iniciativa de reforma a la Ley 40.

“Esta iniciativa de Ley viene a reivindicar totalmente, por primera vez en la historia de Nicaragua el derecho a que todos los ciudadanos podamos participar en una elección municipal. Todos los líderes comunitarios de barrios, de cañada, de municipio pueden optar a un cargo de elección pública en estas elecciones municipales, se está rompiendo con el mito que solo una persona de apellido tiene el privilegio de ser electo como concejal, alcalde o vicealcalde”, afirmó Peña.

Por su parte, el diputado Jaime Morales Carazo, manifestó que la mayor cantidad de concejales permitirá que el concejo municipal funcione como un grupo consultivo muy amplio que llegue a establecer un comité ejecutivo que sea el que tome las decisiones, lo que tiene muchos aspectos positivos, dado que fomenta la participación ciudadana, la representatividad de los ciudadanos en el manejo de los gobiernos locales, que son la base y clave de la democracia y de las necesidades de la población.