El Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) presentó a los productores de Managua una nueva variedad de tomates más resistentes al cambio climático.

Esta variedad, llamada híbrido Miranda, puede ser cultivada en diferentes épocas del año y tiene un tiempo de producción superior a tres meses.

Durante la presentación, el técnico del INTA, Victorino Blandón, explicó el proceso de almácigo, trasplante y siembra a los productores y estudiantes.



“Estamos compartiendo con productores tomateros y estudiantes técnicas encaminadas a la producción intensiva del cultivo de tomate. Nosotros les recomendamos las variedades mejoradas como parte de esas técnicas. Estas variedades están encaminadas a resolver problemas de producción”.

“Tenemos un híbrido de alta productividad, de alrededor de 3500 cajillas por manzana. Este tipo de tecnología exige fertilizaciones puntuales y dosificaciones. Nosotros promovemos el uso de variedades de alta productividad que la particularidad de ellos es que su ciclo no está limitado a 3 o 4 meses sino más bien el productor perfectamente podría pasar más de seis meses cosechando y de esa manera verse beneficiado”.

Matagalpa, Jinotega, Estelí y Managua son algunos de los departamentos que cultivan tomate.



Una de las productoras que está interesada en conocer esta nueva variedad es Xiomara Martínez.

“Estas capacitaciones nos fortalecen por el hecho de que llevamos conocimientos y también nos sirve porque en mi caso llevo dos años cursando un diplomado agrario. Esta variedad que se está presentando ya se nos había dicho anteriormente que estaba bajo experimento y ya hoy se nos presenta para que nosotros la utilicemos para nuestra producción”, contó Martínez.

“El tomate que tiramos a la huerta tiene unos tres meses de cosecha, pero dicen que a este se le va a sacar más y eso es bueno para nosotros. En mi parcela tengo ahorita pipián, quequisque y yuca, y el año pasado sembré tomate y me fue bien”, dijo la productora.