El gobierno de Nicaragua traslada ayuda de emergencia a las zonas afectadas por inundaciones debido a fuertes lluvias durante los últimos días en la Región Autónoma del Atlántico Norte, informó hoy la prensa local.

La asistencia solo puede llegar por vía aérea, porque aunque disminuyeron las precipitaciones la crecida de los ríos impide el paso de vehículos desde hace una semana a varias comunidades de esta zona del Caribe norte nicaragüense.

El jefe de la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, coronel Rogelio Flores, dijo que esa entidad envió frazadas, colchonetas, alimentos y otros artículos, y agregó que permanecen en albergue 25 familias, mientras otras 11 que estaban aisladas ya fueron rescatadas hacia lugares seguros.

Marvin Sánchez, delegado del Ministerio de Gobernación en Bilwi, unos 560 kilómetros al noreste de Managua, dijo que el gobierno municipal en Prinzapolka declaró alerta verde por la crecida del río del mismo nombre, y varias comunidades resultaron anegadas.

Sánchez, quien encabeza además el Comité Departamental de Prevención y Mitigación de Desastres, señaló que el obstáculo principal para ayudar a las poblaciones afectadas es la escasez de combustible y añadió que se desconocen datos concretos sobre las afectaciones a los cultivos.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales pronosticó para este lunes lluvias ligeras en esa zona norteña.

Por otra parte, el director nacional de vigilancia epidemiológica del Ministerio de Salud, doctor Carlos Sáenz, alertó recientemente que las precipitaciones abundantes en las regiones caribeñas recuerdan que no se puede bajar la guardia, pues hay condiciones para la reproducción de los mosquitos transmisores del dengue.

Sáenz confirmó que debido a las celebraciones navideñas y de fin de año muchos trabajadores toman vacaciones, pero la red asistencial asegurará el funcionamiento ininterrumpido de los servicios de urgencia en centros de Salud.

De acuerdo con las cifras oficiales más recientes, en lo que va de 2013 Nicaragua registró más de ocho mil 700 enfermos confirmados por causa del dengue, lo que incluye el deceso de 20 habitantes, la mayoría niños y adolescentes.