El Sistema Local de Atención Integral en Salud (Silais) de Managua celebró un Taller de Brigadistas de Enfermedades Crónicas (BEC) Para la Promoción y Prevención de las Enfermedades Crónicas No Transmisibles.

A este taller asistieron integrantes de la Red Comunitaria de Salud, que en Nicaragua suman más de 30 mil brigadistas. También participaron médicos internistas y especialistas del Sistema Público de Salud de Nicaragua.

La doctora Seidy Murillo, de la Dirección de Servicios de Salud del SILAIS-Managua, explicó que este tipo de capacitaciones se realizan de forma simultánea en los demás distritos de la capital y municipios del país.

"Nuestros brigadistas de salud van a salir con un poco más de conocimientos de las enfermedades crónicas no transmisibles. Estamos capacitando a más de 1 mil 093 brigadistas de nuestra red comunitaria", dijo Murillo.

Con este fortalecimiento de conocimientos, los brigadistas comunitarios podrán atender a las personas con enfermedades crónicas, como la hipertensión, diabetes, enfermedad renal, enfermedades osteoarticulares y otras.

Podrán ayudar a las personas a tener una mejor calidad de vida, recomendando algún tipo de alimentos y ejercicios físicos que disminuyan las complicaciones, por ejemplo, de una diabetes no controlada.

En el caso de aquellos que debutan con las enfermedades crónicas, podrán acompañados a identificar los síntomas, que en ocasiones pueden ser similares a otro padecimiento.

"Ellos tienen conocimientos básicos sobre las enfermedades crónicas, algunos signos y síntomas que son comunes y que se empiezan a desarrollar en pacientes con este tipo de enfermedades, para poder captarlos de forma temprana y también trabajar con pacientes que ya están diagnosticados y podrán ayudarlos para que mejores sus condiciones de salud", explicó Murillo.

"Estas capacitaciones que brinda nuestro Buen Gobierno a la comunidad nos empoderan como brigadistas, como barrios, como comunidad, como persona, para poder identificar las enfermedades o síntomas que aquejan a nuestros vecinos, amigos o familiares. Muchas veces hay personas que son renuentes a visitar un Centro de Salud y nosotros como brigadistas y como parte de este programa podemos brindar información para que ellos puedan asistir al médico y mejorar su calidad de vida", señaló la brigadista Zuleima Martínez.

Los brigadistas de salud, integrados a la red comunitaria, son una base fundamental del éxito del Modelo Familiar y Comunitario que impulsa el Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Salud. Esta red está integrada por más de 45 mil personas en todo el país.