La Asamblea General de las Naciones Unidas (CSNU) aprobó el viernes por unanimidad el proyecto de resolución acerca del reconocimiento de la soberanía permanente del pueblo palestino sobre los recursos naturales de los territorios ocupados palestinos de 1967, incluido Al-Quds (Jerusalén Este) y los altos ocupados de Golán.

Los 168 países, de un total de 193, votaron a favor de la resolución, mientras que seis países votaron en contra, entre ellos figura el régimen de Israel, EE.UU., Canadá, nueve Estados se abstuvieron.

El texto aprobado reitera el derecho del pueblo palestino a disponer de sus recursos naturales, incluidos la tierra y el agua, y reconoce el derecho a demandar para reclamar una indemnización como consecuencia de la explotación del régimen de Israel, la destrucción, la pérdida o el agotamiento y por poner en peligro los recursos naturales.

Asimismo, la resolución exhorta al régimen israelí a cumplir estrictamente sus compromisos en base a las leyes internacionales y los derechos humanos y de este modo detener todas las acciones que dañen el medioambiente de los territorios ocupados de Palestina, incluido Al-Quds.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) en los años 1967 y 1973 aprobó dos resoluciones, en las que consideró Cisjordania, Al-Quds, la Franja de Gaza y los altos de Golán como los territorios ocupados y instó al Ejército israelí a abandonar estos lugares.

Sin embargo, en la Guerra de los Seis Días en 1967 este régimen ocupó la Península del Sinaí, la Franja de Gaza, Cisjordania, Jerusalén Este y los Altos del Golán y aun sigue sus políticas expansionistas construyendo asentamientos.