Privados de libertad, hombres y mujeres de los diferentes sistemas penitenciarios del país recibieron estímulos por escrito, así como la visita de familiares y sus parejas, como parte del plan de tratamiento educativo.

El subcomisionado René Vargas, del Sistema Penitenciario de Tipitapa Jorge Navarro, explicó que los presos y presas estimulados están integrados en áreas de trabajo, cultura, deporte y estudio.

“Nuestro reglamento y la ley 473 promueve la autodisciplina, la participación de las diferentes actividades de tratamiento educativo, por eso, hoy estamos otorgando estímulos a 1 mil 691 presos y presas. En cada centro penitenciario se promueven cada trimestre”, explicó Vargas.

SISTEMA

“Nosotros cumplimos con el plan de gobierno de promover en estímulos a todos los presos que acepten el tratamiento educativo para reformarse. Todas estas actividades promueven la preparación de la inserción social y promovemos la unidad familiar”, apuntó.

La privada de libertad Juli Sandoval recibió su estímulo que agradece porque consiste en mayor número de visitas de sus familiares.

“Esto es muy importante porque a los privados de libertad nos reconocen nuestro buen comportamiento, en mi caso yo estudié un curso de decoración con el Inatec y me siento muy bien de aprender y agradezco a cada una de las autoridades porque nos reconocen el buen comportamiento y la integración a la área laboral”, manifestó.

SISTEMA

Reynaldo Orozco, también participó en esta actividad de reintegración.

“Agradecemos que nos tomen en cuenta. Yo tengo excelente disciplina y por eso nos hacen este evento. Integrarse a las actividades nos permite recapacitar y poder integrarnos a la sociedad de mejor manera”, culminó.

SISTEMA

SISTEMA

SISTEMA

SISTEMA

SISTEMA

SISTEMA

SISTEMA