En el barrio Bertha Díaz se vivieron momentos de alegría, con la inauguración de dos nuevas calles pavimentadas que fueron entregadas a las familias por la Alcaldesa de Managua, Reyna Rueda.

A este festejo por tener más y mejores Calles para el Pueblo, llegaron las familias, los conductores de caponeras que brindan servicio de transporte a los pobladores y vendedores por cuenta propia que recorren ofertando sus productos por los barrios del país.

Rueda destacó que entregar nuevas calles pavimentadas, es una gran alegría para el Gobierno Sandinista, que a través de los cabildos y consultas con el pueblo, realiza los programas de desarrollo para protagonismo de las familias.

"Estas transformaciones que se vienen haciendo a través del Programa Calles para el Pueblo, dignifican la vida a lo inmediato de las familias, se logra un cambio significativo. Aquí en este barrio era imposible transitar ni en las caponeras, sobre todo en esta época de invierno, pero tenemos ahora la alegría de la comunidad, porque todos los proyectos que hace nuestro gobierno están centrados en las familias, en el ser humano", dijo Rueda.

En estas dos calles pavimentadas con asfalto, se hizo una inversión de 1 millón 300 mil córdobas. En el barrio Bertha Díaz existe un 70 por ciento de calles revestidas con asfalto o concreto hidráulico, además se han entregado proyectos de drenaje pluvial, 9 Casas Dignas y un parque totalmente rehabilitado.

El habitante Dennis Palacios agradeció, en nombre de la comunidad, por estas nuevas calles.

"Queremos agradecer a nuestro Comandante Daniel Ortega y la Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo. Nuestra población del barrio Bertha Díaz, está profundamente contenta con este proyecto que beneficia a toda las familias, a nuestros vecinos de otros barrios", dijo Palacios.

En estas calles también caminan y trabajan vendedores por Cuenta Propia, como don Eugenio González; para este señor, tener calles pavimentadas en los barrios, les hace menos cansada su jornada laboral.

"Nos beneficia bastante tener calles buenas, porque caminamos en calles parejas, sin hoyos, nos cansamos menos y nuestro carrito de helados tiene mayor vida útil. Cuando uno pasa por una calle con hoyos, tenemos que empujar y hacer mayor fuerza para que el carrito se mueva, pero con pavimento el trabajo es más suave", subrayó don Eugenio.

En la inauguración del proyecto participó el delegado distrital de la comuna, Javier Prado.