En vísperas de la natividad del señor Jesucristo y en reflexión a la conversión por más prosperidad como población, estudiantes del colegio La Recolección y fieles católicos del pueblo de León, posaron en un humilde hogar para cantar, aplaudir y rezar desde el alma la llegada del niño Jesús.

Cada día, hasta llegar a la novena, corresponde un debido tema y en esta ocasión concernió la comunidad, que destaca los valores de la misma y que dentro están: el bienestar social, la paz, valores de una comunidad y respeto a la persona, aseguró Sor Flor de María Montero Montero, encargada del coro grupo juvenil en el colegio La Recolección.

Además, desarrolló que las posadas es una novena, en la cual se recuerda lo que vivió María y José en su tiempo, “donde ella toco una noche y no la atendían, hasta que llego a una casa donde le dieron posada”.

“Entonces estamos representando lo que es una posada, esto se lleva a las casas, se toca, se canta y luego es ahí donde entra José y María, la representación es de nueve días, pero es lo que María vivió en una noche”, detalló.

De la misma manera, Sor María comentó que recibirán la navidad con alegría y gozo, “porque realmente es el niño Dios, quien nace y va a nacer en nuestros corazones”.

La señora Luisa Rizo, fiel devota del niño Jesús, manifiesta que estar esperando el nacimiento del señor es algo maravilloso e inmenso, “porque es unirnos con la familia y sentimos mucho amor, sobre todo por los niños”.

Para Yolanda Tercero de Pereira, expresa: “es una esperanza grande que venga el salvador, es la esperanza que tenemos los feligreses católicos porque en mi caso me preparo al recibirlo con oraciones, eucaristías y tratamos de estar limpios de corazón para esperar con pureza a nuestro señor redentor”, expresó Pereira.