La sala mayor del Teatro Nacional Rubén Darío (TNRD) albergó a los artistas internacionales y nicaragüenses que protagonizaron la XX Gala Internacional de Ballet en la que participaron delegaciones de Francia, Polonia, Puerto Rico, Guatemala, Honduras y Nicaragua como la gran anfitriona.

Los artistas invitados destacan la experiencia vivida durante esta jornada siendo para ellos un honor poder mostrar su talento en suelo nicaragüense, además, afirman que la danza es el lenguaje que une a los pueblos.

“Estamos agradecidos con la invitación y poder ser parte de este magno evento, hemos sido recibidos de una manera muy calurosa, tienen una ciudad maravillosa y hemos adquirido muchas experiencias en el aprendizaje de la danza, esto nos ha permitido hermanarnos con todos los países participantes. Nuestra delegación presenta cinco coreografías y siento que este evento nos permite crecer como seres humanos y como bailarines”, expresó Cinthia Núñez, directora de la Escuela Nacional de Danza Mercedes Agurcia de Honduras.

La inversión en la infraestructura en los espacios dedicados al arte es otro de los aspectos que destacan los artistas invitados, quienes se llevan un grato recuerdo y muchas vivencias de la tierra de lagos y volcanes.

“Mantener veinte años un festival es una labor encomiable, nosotros estuvimos hace diez años en este mismo festival donde se trajo la compañía completa, sin embargo, hemos visto que han ido creciendo en organización, mantenimiento del teatro lo cual representa altos costos. Tuvimos la oportunidad de conocer el Teatro de León, anteriormente tenía ventiladores y esta vez nos encontramos con un teatro renovado completamente, muy conservado, escenarios espectaculares, iluminación y eso antes no lo había visto y el Teatro Rubén Darío lo mantienen como una joya, destacando que la inversión en la cultura es notable en Nicaragua “, destacó Víctor Gilí, director del Ballet Concierto de Puerto Rico.

Los bailarines por su parte, se mostraron muy contentos con el recibimiento del público nicaragüense, siendo para ellos la primera experiencia que viven y disfrutan al visitar Nicaragua y ser parte de este evento de gran relevancia.

“Hemos disfrutado mucho contar con un público súper bonito, gracias por recibirnos y por disfrutar de nuestra presentación, es la primera vez que visitamos Nicaragua y estamos muy contentos”, dijo Valeria Rivera, balletista.

“He quedado muy emocionada por estar aquí y estamos agradecidos porque nos han recibido con los brazos abiertos, nos hemos preparado muy bien y estamos orgullosos de estar ante este público que nos ha dado el mejor de los recibimientos”, refirió Daliani Rivera, balletista.

“Ha sido una oportunidad muy impresionante estar en Nicaragua, ha sido interesante poder trabajar con personas de distintas partes del mundo, poder venir y aportar al enriquecimiento de los artistas de Nicaragua y estoy seguro que el trabajo que hemos realizado es muy impresionante y todo el mundo va a quedar encantado”, concluyó el coreógrafo internacional de Polonia Thomas Bloch.