Las dos Rs. Reglas del arte y de la vida: Reconocimiento y Revolución. Si quien lee no reconoce y no se renueva, supera, revoluciona, o está tan asimilado a la “norma”, a la asepsia, al conservadurismo, que no ve el significado, no llega a ver lo que transmite, no se conmueve, no cambia, ve, lee la vida sin nada trascendente, se queda pegado al ideario inmovilista.

Les ruego que lean la pequeña nota y vean el vídeo siguiente: https://palinfo.com/news/2024/06/21/895245/ Cuando lo hayan visto habrán conocido de primera mano lo que causa en los prisioneros Palestinos su encierro en las prisiones sionazis.

Con esto debería ser suficiente para entregarles la Nota Anticolonialista de hoy, pero les confieso que no tengo palabras ordenadas que lleven una idea que les incite a mejorar, superar, transformarse en una persona más humana, empática, solidaria,... tan solo daría gritos de dolor, ¿cómo manifestar el respeto y afecto al muchacho que aparece en el vídeo?, ¿cómo echarnos a buscar a quienes se mantienen en denuncia permanente de los sionazis y su genocidio?

¿Pero de dónde viene ésta barbarie?: vayamos a la Historia en forma muy precisa, cambiamos de registro temporal: Hay otros antecedentes, pero tomamos algunas que conducen al presente, recuerden que el 19 de junio de 1815 Natan Rothschild engañaba a los bolsistas de Londres al hacerles creer que Napoleón había ganado la batalla de Waterloo sobre Wellington, con lo que todos se desprendieron de sus acciones a precios ridículos para retener algo de sus riquezas, entonces Rothschild las compró al precio de ganga y se metió al bolsillo lo de sus correligionarios.

El enriquecimiento capitalista mediante la guerra y el engaño que late en ella.

La familia prestamista y todo lo demás ya tenía influencia en la aristocracia, se hizo con títulos de nobleza y todos ellos se convirtieron en los mayores inversores en guerras y contrarrevoluciones del siglo XIX, el mismo Rotschild que estafó a los demás bolsistas en Londres adquirió el título de Barón de la casa real. ¿Y dónde invierte un financiero, un parásito social, cuando ha visto que los bonos de deuda para las guerras le dan más dinero que la inversión productiva?, ¿ya lo sabe, verdad?

La operación de crearse un “país” a su medida se planeaba como una joya que brillase en medio de su gran soberbia, un fruto más de la guerra que les hiciese conquistadores. Los Rothschil invirtieron en la monarquía inglesa, invirtieron en la guerra 1ª de Europa, recuerden que comenzó el 28 de junio de 1939.

Los Rotschild metieron bonos de deuda, billetes y más billetes en todas las partes implicadas en la guerra, invirtieron para realizar sus planes y fueron moviéndose en cada momento con los acontecimientos para realizar su objetivo, cuál?: establecer un ente colonial que caracterizase a su proyecto de futuro para el mundo, un proyecto que contuviese su ideología racista, xenófoba, clasista, supremacista, invasora, genocida, … ajena a la más pequeña manifestación de empatía humana, un proyecto con sus pilares sionazi.

La 2ª también contó con la familia, tanto es así que fue al finalizar cuando consiguieron que a su grupo mercenario se le diese más de la mitad del territorio de Palestina. Dispusieron su inversión de parte de lo que robaban por el mundo para la realización de su colonia en PalestinaGaza. Simple, muy simple la explicación, pero con el fin de que se Reconozca y se Revolucione le invito nuevamente a repasar ésta aportación de la Prensa Palestina:

https://palinfo.com/news/2024/06/21/895245/ , … es muy importante lo que usted haga.

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de AMANE. Miembro de la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos Palestinos. Miembro de la Red de Artistas, Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN. Colaborador del canal Antiimperialistas.com, de la Red en Defensa de la Humanidad.