Las treinta y seis familias de la comunidad Zapotillo del municipio de Dipilto disfrutarán por primera vez de las luces y adornos navideños en sus hogares con la inauguración del proyecto de electrificación que ejecutó el Gobierno del Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo.

Ciento ochenta habitantes de esta localidad de Nueva Segovia están disfrutando de la restitución del derecho al fluido eléctrico que la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) desarrolló con fondos del Proyecto de Electrificación de Nicaragua (Pelnica) por un monto de C$891,178.00 para la construcción de 2.30 kilómetros de redes.

Este proyecto de electrificación está garantizando que las 36 familias del sector den un gran paso de cara a mejorar sus condiciones de vida y tener más seguridad en sus viviendas y diciéndole adiós a la oscuridad y recibiendo la luz para iluminar sus hogares y vivir las fiestas navideñas.

María del Carmen Zúniga dijo sentirse muy contenta porque el Gobierno del Frente Sandinista les ha llevado la energía eléctrica a sus casas para facilitarles el desarrollo de las actividades propias del hogar y dejar de planchar con planchas calentadas a fuego.

“No podíamos tener adornos y luces navideñas porque el panel solar no las levantaba, no podíamos decorar nuestras casas y ahora nos sentimos alegres porque tenemos luz eléctrica”, expresó Zúniga.

Rosemary Pastrana Zúniga manifestó que es motivo de mucha alegría contar finalmente con la energía eléctrica en su comunidad porque ahora podrán adquirir electrodomésticos tan necesarios en el hogar como un televisor y una refrigeradora al igual que luces navideñas que por primer año podrán colocar para adornar sus casas.

“Antes teníamos panel solar y eso no levantaba la plancha ni la tele, solamente podíamos poner algunas bujías para alumbrarnos y cargas los celulares, hoy nos sentimos alegres porque ya tenemos un ambiente navideño en la casa, ya podemos poner instalaciones navideñas”, comentó Pastrana.

Por su parte, Blanca Estela López afirmó que la energía eléctrica les ha venido a cambiar la vida porque ahora en sus casas tienen refrigeradora, pueden planchar sin ahumarse y sin tener que encender el fuego y pueden lavar la ropa en lavadora eléctrica.

“Ya uno se ahorra de pagar quien le lave o estar lavando a mano gran cantidad de ropa, ahora y lavamos en lavadora, ya podemos mantener alumbrado afuera y estar más seguros por las noches y esa es una bendición de Dios”, añadió López.