La policía de Florida informó que un hombre de 64 años intentó cambiar un cocodrilo de 1,2 metros que consiguió en vecindario en Miami por un paquete de 12 cervezas.

Fernando Caignet Aguilera dijo no saber que atrapar un cocodrilo era ilegal. “Simplemente lo recogí. Lo vi ahí en el césped y lo amarré”, dijo y aseguró que no iba a aceptar cualquier tipo de cerveza. “Quería Corona, porque si me traía otra marca no lo iba a aceptar. Quiero Corona, porque el cocodrilo es tan hermoso”, comentó Aguilera a la cadena local WFOR-TV.

El encargado de la tienda se negó a tal trueque por lo que Aguilera intentó hacer el intercambio con otro cliente, quien también lo rechazó. La Comisión para la Conservación de los Peces y la Vida Salvaje de Florida citó al individuo por tres cargos relacionados a su captura del animal, y se enfrenta a un máximo de seis meses en prisión o 500 dólares de multa. La comisión indicó que el cocodrilo será devuelto a la naturaleza.

El particular incidente ha causado todo tipo de reacciones en Estados Unidos, incluida la risa incontenida por parte de un periodista de un noticiero local en Chicago.