Con bombos y platillos los niños y niñas estudiantes de la Escuela de Educación Especial Melania Morales dieron por finalizada la Semana de la Niñez con un festival cargado de actividades en la que maestras y maestros estuvieron al frente de la animación, brindando un ambiente lleno de colorido, alegría e inclusión.

“Estamos cerrando una semana muy hermosa, una semana dedicada a la niñez que ha permitido ver en nuestros niños mucho más talento, habilidades y destrezas desarrolladas, gracias a Dios y a nuestro Gobierno es realidad ver a nuestros niños viviendo en paz y tranquilidad. Hoy realizamos un festival que permite ver a nuestros niños ser felices sin barreras ya que esta escuela permite que nuestros niños puedan desarrollarse y ser útiles para la vida”, refirió Mery Francis Rivas, directora de la escuela.

Cantos, bailes, poesía, fueron algunas de las muestras artísticas que se presentaron durante el evento, al que se suman los padres de familia, quienes de manera permanente están colaborando en el proceso de formación de sus hijos.

“Me da mucha alegría ser parte de esta escuela porque a mi niño lo integran en todo, deporte, festividades, la escuela es un sitio que se preocupa por la niñez. Como madre de un niño con discapacidad, vengo todos los días a clases con él y colaboro con las indicaciones que me da la maestra. Este ha sido un proceso en el que ambos hemos aprendido, cuando él nació, yo no tenía idea de cómo tratarlo y a la fecha he adquirido más conocimientos y más conciencia ante las diferentes discapacidades”, destacó Verónica Pérez.

La Escuela Especial Melania Morales cuenta con una matrícula de 463 niños y niñas, atendidos en las diferentes modalidades de educación especial, primaria especial y habilitación laboral, quienes están en las diferentes áreas como autismo, discapacidad intelectual, auditiva, visual y múltiple.