Bajo el supuesto de un sismo de 6 grados en la escala Richter, con una profundidad de 7 kilómetros, cuyo epicentro está ubicado en la falla sísmica del Aeropuerto Augusto C. Sandino, se desarrolló un simulacro el cual contó con la participación de los miembros del Comité de Barrio de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (COBAPRED), LA Defensa Civil, Los Bomberos y la Unidad Humanitaria de Rescate (UHR) DEL Ejército de Nicaragua.

Al lugar donde se efectuó el simulacro asistieron pobladores de los barrios Hugo Chávez, B-15, La Primavera, El Rodeo, Santa Elena, entre otros, los que de registrarse un evento sísmico resultarían afectados, tomando en cuenta que la falla que se ubica en este sector es una de las más grandes de la capital, es por ello que estos pobladores recibieron capacitaciones para saber actuar de manera adecuada en una circunstancia como la simulada.

El Coronel Rogelio Flores, del Ejército de Nicaragua, destacó que a lo largo de este año se han venido ejecutando simulacros en todos los barrios y distritos de la capital, los mercados y todas aquellas zonas que representan algún peligro para los nicaragüenses.

“Con este proceso de simulacros que hemos venido desarrollando durante todo el año, en el que hemos involucrado a toda la población de todos los departamentos del país, hemos venido creando comunidades y barrios fortalecidos y más estables ante la adversidad de un evento de nuestra naturaleza, porque lo que pretendemos es que la población pueda auto ayudarse y brindarse una respuesta inmediata” expresó.

“Hemos realizado 176 simulacros en todo el territorio nacional, en las instituciones y mercados, este es un proceso que no concluye y que vamos a estarlo desarrollando de manera permanente, además mantendremos activado todo nuestro sistema aún en este período de vacaciones en el que las familias están en sus hogares” añadió.

La población señaló que la participación de las familias en este tipo de actividades es de vital importancia, por ello hicieron el llamado a todos a sumarse a este tipo de actividades que fortalecen los conocimientos y las capacidades de todos los involucrados.

“Esto nos viene a ayudar a estar prevenidos ante cualquier desastre natural, de esta manera estamos dándonos cuenta de cuan preparados estamos, porque en momentos de emergencia debemos tomar en cuenta que los nervios nos dominan y muchas veces no actuamos adecuadamente, es por ello que todos debemos de participar en los simulacros” concluyó Carolina Tercero.