El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sugirió la conformación de una autoridad colegiada rectora para que asuma la coordinación de la Zona económica exclusiva Alba-PetroCaribe, un organismo que trabajaría en conjunto con Mercosur.

“Yo planteo a cinco naciones que pudiéramos cumplir con esa responsabilidad: Jamaica, Dominica, Ecuador, Nicaragua y Venezuela”, dijo.

Maduro propuso al gobierno ecuatoriano para que se encargue de la dirección de esta rectoría, “debido a la experiencia y manejo en el tema que ha demostrado”.

El Presidente de la República designó a Rafael Ramírez, vicepresidente del Área Económica, para que represente al país en esa comisión.

“La idea es que le metamos el mayor dinamismo. Conversemos, resolvamos, y avancemos con una nueva metodología en lo político, lo técnico-económico y técnico jurídico que se subordine a lo político”, expresó.

La Zona económica exclusiva entre la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) y PetroCaribe trabajará en cinco áreas específicas: Transporte y Comunicaciones; Programa Estructurante de Entrenamiento Productivo; Programa Estructurante de Turismo; Comercio e Integración; y Desarrollo Social y Cultural, explicó Ramírez durante la II Cumbre Extraordinaria del Alba-PetroCaribe, celebrada este martes en Caracas.

El Alba, instancia de cooperación regional en lo político y económico, fue impulsada por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez (1998-2013) en 2004 y está conformada por Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Ecuador, San Vicente y Las Granadinas, y Antigua y Barbuda.

Petrocaribe, un acuerdo de intercambio petrolero a precios competitivos que surgió en 2005, está integrado por Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y Las Granadinas, Surinam y Venezuela.