La Dirección de Migración y Extranjería del Ministerio del Interior, celebró el Día de las Madres nicaragüenses, con todas las mujeres que brindan su servicio en esta institución.

Bailes, concursos, regalos y un rico almuerzo disfrutaron las mujeres madres que trabajan en Migración y Extranjería, delegación central.

El comisionado Pablo Morales Luna, subdirector general de Migración y Extranjería, comentó que a nivel nacional 230 madres están celebrando su día.

"En este día gracias a Dios y gracias a nuestro gobierno estamos celebrando y estamos conmemorando el día de las madres, es un día muy importante para Nicaragua para agasajar a las madres nicaragüenses que son madres luchadoras y ejemplares", dijo Pablo Morales Luna.

"Nicaragua está llena de mujeres madres que han aportado hijos a la patria. La celebración la estamos realizando a nivel nacional y participan 230 madres funcionarias", agregó.

La teniente Carolina Arévalo, es una de las madres que celebró su día al lado de sus colegas.

"Me siento feliz y gozosa de estar hoy celebrando esta fecha tan especial. Nosotras las madres nos sentimos honradas y agradecidas con nuestra jefatura porque nos están haciendo este acto tan bonito y alegre. Esto es parte de ese reconocimiento a nuestro arduo trabajo, es parte de la restitución de derechos que nos da nuestro Buen Gobierno. Con nuestro trabajo garantizamos bienestar a nuestra familia y también contribuimos y aportamos a la educación de nuestros hijos porque después de nuestras largas jornadas de trabajo somos madres que llegamos a darle atención y el amor que ellos requieren", comentó la teniente.

Asimismo, Karla Pérez, madre de una niña de un año y otra de ocho años, se está preparando para ser parte de los servidores de Migración y Extranjería.

"Somos madres y somos trabajadoras que agradecemos también a todas aquellas mujeres heroínas y mártires que cayeron en el cumplimiento de su deber. Nosotras recordamos el sacrificio que ellas hicieron para que tengamos un país libre y soberano. Agradecemos que nos reconozcan todos los deberes que cumplimos y los sacrificios que también hacemos. Este trabajo es nuestro segundo hogar, pasamos día a día aquí trabajando para que nuestra ciudadanía se sienta bien con nuestro servicio", culminó Karla.