El Ministerio de Gobernación a través de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), ha reforzado todos sus puestos fronterizos para atender a las personas que entren o salgan del país durante la recta final del mes de diciembre, considerada la temporada más alta del año.

El Director de Migración, comandante Danilo Morales López, explicó que Migración y Extranjería ha reforzado principalmente el puesto fronterizo de Peñas Blancas, el cual tiene un mayor flujo migratorio, seguido por el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, y el Gausaule.

Morales indicó que hasta el 30 de noviembre el flujo de migrantes entrando y saliendo del país es de aproximadamente 3 millones 600 mil personas, lo que podría estar ascendiendo a 4 millones 400 mil personas al finalizar este año.

Señaló que esta proyección sería mucho mayor a lo logrado el año pasado, cuando el flujo migratorio cerró en 4 millones 200 mil personas.

Consultado sobre los principales factores que han facilitado este incremento, indicó que se debe principalmente a las políticas del Gobierno para facilitar la inversión y el turismo.

En relación a los horarios de atención, dijo que las oficinas centrales de Migración y Extranjería únicamente cerrarán sus puertas los días 25 de diciembre y el 1 de enero. Los días 24 y 31 de diciembre las oficinas estarán abiertas hasta la una de la tarde. En cuanto a los puestos fronterizos estos permanecen abiertos las 24 horas del día durante todo el año.

Es importante señalar durante estos días de diciembre el flujo ronda las 12 mil y 15 mil personas entrando y saliendo del país. Esto da una idea del arduo trabajo que realizan los funcionarios de esta institución, quienes hasta el 30 de noviembre han prestado 243 mil 950 servicios migratorios, de los cuales 190 mil 944 corresponden a pasaportes y 21 mil 604 a visas de salidas de menores.