El escándalo explotó cuando en Internet apareció un vídeo y algunas fotografías de un evento, celebrado en el Museo de Arte Moderno de Estocolmo, en las que se pueden ver como la ministra Lena Adelson Liljeroth, corta la torta elaborada para criticar la mutilación genital femenina.

Liljeroth cortó el pastel, en forma del torso de mujer africana con un gesto de dolor en el rostro, en la entrepierna mientras todos aplauden, provocando duras críticas en la sociedad de ese país.

El autor, Makode Linde, avivó aún más el debate después de colgar las fotos del pastel en su cuenta en Facebook con el comentario: “Antes de cortar hasta me susurró en mi oído: Tu vida será mejor después de esto”.

Varios grupos y organizaciones han calificado este acto de racista. “La participación (de la ministra), como se ríe, bebe y come tarta, simplemente es un insulto a las personas que sufren discriminación racista y contra las mujeres afectadas por la mutilación sexual femenina”, dijo Kitimbwa Sabunim, portavoz de la Comisión Nacional Afro-Asociación Sueca en un comunicado.

VIDEO: