Las familias del barrio Manuel Fernández inauguraron las luces navideñas que instalaron en el parque de la Colina 110, lugar que ha sido convertido en un santuario en honor a 22 compañeros que murieron combatiendo a la Guardia Nacional del dictador Anastasio Somoza Debayle.

Desde este colina decenas de guerrilleros sandinistas en un combate desigual resistieron a la numerosa escuadras de la Guardia Nacional que por vía aérea y terrestre atacaron a los jóvenes, muriendo 22 de ellos un 13 de junio de 1979.

34 años después de ese cruel combate la Colina 110 se ha convertido en un lugar de encuentro de las familias del barrio Manuel Fernández, de Villa Libertad, Los Laureles Sur y de otros que convergen en esta zona.

En esta época navideña los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida del Manuel Fernández, engalanaron con miles de luces de todos los colores las graderías, los jardines y las estructuras de metal que rodean el parque de la Colina 110.

Para dar por inaugurado este espacio iluminado que rinde homenaje a la Navidad, jóvenes bailarines regalaron diversas coreografías con villancicos navideños, así como un espectáculo de fuegos artificiales que fue apreciado por los habitantes del lugar.

“Este es el tercer año que en la Colina 110 (instalan luces navideñas) que para los sandinistas es un santuario, hay 22 compañeros enterrados producto de la masacre de la Guardia Somocista, sin embargo lo hemos convertido en un lugar de espíritu sano, de alegría, de amor, de ternura. Hoy estamos haciendo los espíritus navideños que significa Paz, Amor, Futuro, Esperanza y Alegría, que es lo que promueve el gobierno del comandante Daniel Ortega”, declaró William España, Secretario Político del Distrito VII de Managua.

Expresó que con las luces de múltiples colores quieren promover un espacio de armonía, de felicidad y de unidad para los nicaragüenses, que desean un 2014 lleno de bendiciones y de mucho bienestar.

El compañero Cesar Téllez sobreviviente de la Colina 110, manifestó que convertir este santuario en un lugar de reconciliación, de encuentro y de unidad, es parte del modelo que promueve el Frente Sandinista desde sus diferentes estructuras.

“Procuramos que la alegría siempre persista, el vivir en paz, porque nuestros héroes y mártires eso fue lo que nos legaron, esta alegría de Vivir en Paz, el comandante Daniel y la compañera Rosario Murillo y todos en el Distrito 7 unidos para que todas las familias vivan felices”, declaró Téllez.

Carolina Espinoza, habitante del citado barrio, llegó con toda su familia a ver la inauguración de las luces navideñas y aseguró que la Colina 110 está abonada con la sangre de sus héroes y mártires, lo que permite que todas las familias puedan llegar a disfrutar la paz que vive Nicaragua.

“Nosotros somos parte de este barrio y venimos a inaugurar 43 años de aniversario de este barrio celebrando al Niño Dios, nos sentimos alegres contentos, llevamos este triunfo histórico para nuestro comunidad y siempre nosotros nos celebramos todos los años”, dijo Espinoza.