Si en el mes de diciembre hay un lugar donde reina la risa, el festejo y la unidad de las familias de Managua, ese es el Parque de la Niñez Feliz, ubicado por este mes de diciembre en la Plaza de la Fe, en Managua.

El parque cuenta con un sinnúmero de juegos mecánicos tanto para niños, jóvenes y adultos. Estos fueron contratados por el Gobierno Sandinista para que las familias puedan llegar y divertirse sanamente sin pagar un solo córdoba.

Allí hay juegos tan relajantes como el teleférico o los carruseles, otros que exigen más al cuerpo como el gusanito o los carritos chocones, pero también otros realmente extremos como el Remolino, la Rueda Chicagua y el Turbo Force.

“Aprovechamos para venir a dar una vuelta al parque con los chavalos que querían venir a montarse a los juegos. Estamos aquí como desde las 5 y la hemos pasado bien alegre gracias a Dios”, señaló el señor Roger Aragón.

La población destaca igualmente la gran seguridad con la que cuenta el parque.

“Uno puede venir aquí con tranquilidad, hay bastantes policías. Lo único es que hay que tener paciencia porque hay bastante gente visitando la Avenida, pero de allí todo está muy bien, y pues yo invito a la gente a que venga”, dijo Tatiana de los Ángeles Artola, otra de las personas que llegó con su familia a pasar la tarde al Parque de la Niñez Feliz.

Entre los juegos más populares está el Remolino, donde decenas de jóvenes esperaban su turno para poder sentir una sensación diferente en sus cuerpos con los movimientos extremos de la máquina.

“Es divertido, te bajás un poco mareado pero es bien divertido”, manifestó el joven Juan Carlos Martínez.