La tarde-noche de este sábado 14 de diciembre, familias de diferentes puntos de la capital, pudieron ser testigos del colorido y arte que llevan cada una de las carrozas que realizaron el primer recorrido navideño celebrando el tan esperado nacimiento del Niño Dios.

Durante el recorrido, las familias entusiasmadas salían a las afueras de sus viviendas para ver pasar los altares que anuncian la llegada del Salvador del mundo, trasladando el espíritu navideño a cada hogar nicaragüense, reflejado en el rostro de la niñez que levantaban los brazos saludando y coreando los temas alusivos a estas fechas navideñas.

Por su parte, el compañero Luis Ortega de Enatrel, informó que “estos altares representan el Nacimiento, la prosperidad, el objetivo de tener un nuevo año 2014 lleno de mucha prosperidad a través de todos los programas que se están impulsando y que van en beneficio de toda la población”.

En cuantos al Parque de la Niñez Feliz, comentó que “es un momento hermoso en el que la niñez está disfrutando el parque y el Niño Dios representa bienestar para todas esas criaturas, que antes no tenían ese derecho”.

El joven Guillermo González, habitante del Barrio el Pilar, dijo que “Está bien que estén llevando los altares a los barrios para que la tradición no se pierda”.

Nacimientos despiertan el espíritu navideño

Durante el recorrido realizado por la avenida de Bolívar a Chávez, se pudo constatar el ambiente navideño que viven con mucha felicidad las familias nicaragüenses, particularmente los niños y niñas, quienes tiene gran presencia en esta avenida que se ha vuelto el lugar propicio para fomentar la unión familiar.

El señor Marvin Ramírez, del barrio Edgard Lang, indicó que “Los altares en honor al niño Dios me parecen bien, ya que es una alegría para los niños, es segunda vez que vengo y no dejo de asombrarme al ver tanta creatividad por parte del gobierno. Mis seis nietos se maravillan y gozan al ver estos altares bien elaborados”.

Óscar Montoya, quien vive en Nueva York desde hace varios años, manifestó su asombro al ver el cambio que se refleja en Managua estos los últimos años, sobre todo la avenida de Bolívar a Chávez.

“Es impresionante, yo tenía 15 años de no estar una navidad aquí en Nicaragua, este año aproveché para venir con mi familia y me parece súper lindo. Nunca había visto esto antes, los altares, las avenidas bien arregladas con motivos navideños, este es un muy buen proceder por parte del gobierno y espero que lo siga haciendo por muchos años más. Ahora solo me toca conocer el parque y el puerto que me han dicho que está precioso”, indicó.