El Gobierno de Costa Rica se auto impuso las medidas cautelares que Nicaragua solicitó ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en el caso de los daños medioambientales que la carretera construida en territorio costarricense ocasiona al nicaragüense Río San Juan.

En declaraciones al Programa En Vivo, que se transmite por Canal 4 de Televisión, el director jurídico de la Cancillería de Nicaragua, César Vega, y el experto en derecho internacional y temas limítrofes, Manuel Madriz, coincidieron en afirmar que Costa Rica, reconoció de previo a la resolución de la Corte sobre las medidas cautelares solicitadas por Nicaragua, su responsabilidad sobre los daños ocasionados al medio ambiente y a la navegabilidad del Río San Juan.

En ese sentido, César Vega explicó, que la resolución de la Corte al rechazar las medidas provisionales solicitadas por Nicaragua, lejos de ser una derrota para el país es un logro importante, pues Nicaragua finalmente alcanzó los objetivos fundamentales enfocados en detener la construcción de la carretera, obligar a Costa Rica a presentar el estudio de impacto ambiental del proyecto y que ese país reconociera explícitamente su responsabilidad sobre los daños ambientales y de otra índole ocasionados en el Río San Juan.

Vega explicó que Costa Rica se obligó a sí misma a autoimponerse las medidas provisionales que Nicaragua solicitó durante la fase de alegatos ante la Corte, y por lo tanto la Corte le tomó la palabra y en base a esos compromisos emitió su resolución.

Por otro lado, el funcionario destacó que una vez más la Corte reafirmó en su resolución el sumo imperio de Nicaragua sobre el Río San Juan, algo que Costa Rica nunca ha querido aceptar.

Por su parte el doctor Manuel Madriz, experto en derecho internacional, recordó que la decisión de la Corte sobre las medidas cautelares no son el final del juicio que ambos países ventilan en La Haya.

Madriz añadió que en todo caso debe ponerse en contexto que el Río San Juan es considerado perpetuamente navegable y ese es un aspecto que debe ser incluido en el estudio de impacto ambiental que presente Costa Rica en la próxima semana.

El especialista señaló que los daños ocasionados por Costa Rica en el Río afectan a toda la región, puesto que el San Juan es considerado una autopista que beneficia el comercio en Centroamérica.

No obstante, César Vega recordó que para la construcción de la trocha, Costa Rica careció de estudio de impacto ambiental, algo que Nicaragua indudablemente demostró.

Según Vega, Costa Rica se tuvo que ver en la ineludible situación de aceptar que Nicaragua demostró los daños que la trocha ocasiona al Río y por lo tanto, antes que la Corte la obligase a cumplir las medidas cautelares solicitadas por Nicaragua, Costa Rica se comprometió a cumplirlas durante el transcurso de las audiencias.

Para ambos expertos, ahora Costa Rica deberá responder por sus compromisos ante la Corte Internacional de Justicia y ante la comunidad internacional, de lo contrario quedará demostrado que es un gobierno irrespetuoso del derecho internacional.