Los Ministerios de Salud (Minsa) y de la Juventud (Minjuve) llevaron a cabo este miércoles un seminario de bioseguridad con más de 30 tatuadores, quienes intercambiaron experiencias en esa profesión.

Además del intercambio de experiencias que abarcó las medidas de higiene de esa profesión que comienzan a proliferarse en Nicaragua, también fueron capacitados en todas las medidas de seguridad requeridas.

Kevin Guevara, de la Dirección de Innovación y Creatividad Juvenil del Minjuve, compartió que este primer seminario se llevó a cabo con los tatuadores para darles a conocer las nuevas normativas de bioseguridad y los estándares de calidad “que un tatuador debe tener al momento de atender un cliente”.

Añadió que las y los tatuadores son artistas que están atendiendo dentro de “nuestro ministerio y son más de 60 artistas donde se incluyen 25 que cuentan con estudios profesionales”.

Precisó que la capacitación de los tatuadores “es una iniciativa que nació en el Minjuve para mejorar la calidad del servicio de los y las tatuadores”.

Previo al inicio de la capacitación, el funcionario anunció que se llevará a cabo en el Centro de Convenciones “Olof Palme” una Expo Tattoo el sábado 4 y domingo 5 de mayo donde “vamos a encontrar un sinnúmero de actividades”. El horario de la Expo Tattoo se llevará a cabo ambos días de las 10 de la mañana a las 8 de la noche.

Indira López, detalló que el tatuaje y las perforaciones (piercing) es un arte, aunque reconoció que debido a la cultura en Nicaragua “no es bien visto porque me pueden ver a mí y dicen que soy vaga porque ando tatuajes en mi cuerpo”.

“Yo en lo personal soy profesional, soy licenciada en enfermería y la gente se deja llevar por su apariencia y lo tildan como vago, delincuente, pero a pesar de esa situación la tendencia va creciendo en hacerse tatuajes y colocarse piercing y por lo consiguiente la gente se anima a hacer tatuajes aunque sean pequeños”, precisó López

“El tatuaje es arte porque podés inmortalizar algo a nivel familiar, algo que te guste que te llame la atención o algo que haya marcado en tu vida”, puntualizó.

Brayan Silva, tatuador de “Hard Reggae” con 4 años y medio de laborar en esa profesión, resaltó que es la primera vez que ese sector está dentro de la dinamización de la economía en Nicaragua “es la primera vez que recibimos este tipo de capacitación”.

“Le agradecemos mucho al Minsa y al Minjuve porque a nivel internacional es necesario contar con las capacitaciones en materia de bioseguridad porque sin eso uno no puede tener un estudio abierto para elaborar los tatuajes”, indicó.

Agregó que estas capacitaciones deben de mantenerse siempre porque así los tatuadores “aprendemos a tener todo en orden y estar actualizados en esa profesión” porque con el proceso abre la piel y eso puede llegarse a infectar.