El Jefe del Ejército de Nicaragua, General Julio César Avilés, reafirmó el compromiso de lucha sin descanso por el bienestar del pueblo nicaragüense, que los miembros de esa institución militar asumen en actitud de servicio y lealtad hacia la Patria Nicaragua.

Durante el acto oficial de la XVIII Graduación de Damas y Caballeros Cadetes del Ejército de Nicaragua, que presidieron el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, el jefe del Ejército afirmó que los graduandos al dedicar su promoción al Héroe Nacional Germán Pomares Ordoñez, se entregan plenamente a la lucha por la liberación de Nicaragua.

Eso implica “el compromiso de luchar sin descanso por el bienestar de nuestro pueblo”. “Ustedes han jurado Lealtad a la Patria eso significa que permanentemente debemos respetarla, honrarla y defenderla”, agregó.

Avilés detalló que esta es la segunda promoción más numerosa en la historia del Centro Superior de Estudios Militares General de División José Dolores Estrada. “Están egresando 50 tenientes en las especialidades de mando táctico de tropas generales, mando táctico naval, mando táctico aéreo, mando táctico de comunicaciones, mando táctico en blindados, e ingenieros navales y aéreos”.

Además precisó que forman parte de esa graduación 8 jóvenes nicaragüenses egresados en escuelas extranjeras de Estados Unidos y la Federación de Rusia.

En su discurso de clausura del año lectivo, Avilés destacó que el Centro Superior de Estudios Militares trabaja bajo el lema de forjar hombres para servir a la patria cumpliendo con la misión de egresar oficiales altamente calificados, fieles a Nicaragua, con altos valores morales, llenos de patriotismo, disciplina y ética militar, y capacitados para desempeñar los cargos en función de las misiones y tareas que se les ordena.

En total, señaló que el Centro de Estudios Militares ha graduado a 2 mil 381 efectivos militares, mil 592 soldados, 328 sargentos, 180 oficiales, 37 egresados de escuela de enfermería, 22 médicos, 48 especialistas de la fuerza aérea y del comando de operación especiales, 99 egresados de becas dadas por países amigos, y 65 egresados de diferentes instituciones en el curso de seguridad y defensa nacional.

Explicó que “la educación en el Ejército de Nicaragua es un tema estratégico” y al desarrollarla eficientemente “sabemos que estamos contribuyendo con ello al desarrollo nacional”.

Asimismo, afirmó que la educación patriótica es el eje transversal en la formación militar nicaragüense, lo cual garantiza que en todos los actos de los efectivos militares “nada este por encima del interés de la nación”.

El jefe del ejército, reiteró el firme compromiso de esa institución para continuar actuando conforme un sistema de valores que acompaña a sus oficiales en la defensa de la patria, tal como lo hicieron el General José Dolores Estrada en la Batalla de San Jacinto; el General Benjamín Zeledón en la batalla del Coyotepe; y el General Augusto C. Sandino con su ejército defensor de la soberanía de Nicaragua.

Finalmente aseguró que el sueño del Comandante Germán Pomares Ordoñez, de hacer un ejército popular fuerte para tener sembrados los campos y la libertad asegurada, se hizo realidad. “Por eso trabajaremos sin descanso para construir la Nicaragua justa, digna y próspera que tanto merece nuestro pueblo”, afirmó.