Remitimos traducción al español de la entrevista al Doctor Carlos Argüello, Representante de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, con los Periodistas Max Blumenthal y Wyatt Reed, publicada en “The Grayzone”.

Nicaragua enfrenta a Alemania sobre el genocidio en Gaza: una entrevista con el Dr. Carlos Argüello Gómez

Max Blumenthal and Wyatt Reed, The Grayzone, 15 de abril 2024

Max Blumenthal: ¿Por qué Nicaragua se sintió obligada a presentar este caso contra Alemania? ¿Y quizás puedas informarnos sobre los últimos acontecimientos en su desarrollo?

Dr. Arguello: Sí, gracias. Bueno, naturalmente, el principal Estado que comete el crimen es Israel. El principal instigador de lo que está sucediendo es Estados Unidos. Pero el siguiente es Alemania.

En el primer caso, Israel, Sudáfrica ha presentado un caso contra Israel, de genocidio, y ese caso está pendiente. Israel ha estado ignorando hasta ahora las órdenes de la Corte. En el caso del principal instigador, Estados Unidos, no tenemos jurisdicción para llevar a Estados Unidos ante el tribunal.

Estados Unidos no solamente no acepta la jurisdicción, sino que incluso cuando se convirtió en parte de la Convención sobre el Genocidio, que fue 40 años después de la Convención de 1948, no fue hasta 1988 que se convirtió en parte, con muchas reservas, diciendo que no podían ser llevados a la Corte, y que [era] solo genocidio según una decisión de una corte en los Estados Unidos, con muchas reservas que hacen imposible ir en contra de los Estados Unidos.

Pero Alemania no tiene ese tipo de reserva, y Alemania es el segundo mayor proveedor de armas a Israel. Entonces, nuestra posición era una cuestión de principios, comenzando con que era muy importante sentarnos y dejar en claro a los países que existe una obligación internacional de prevenir este tipo de situaciones.
La Convención sobre el Genocidio dice específicamente en su primer artículo que todos los países tienen la obligación de prevenir y castigar el genocidio. Tenemos la obligación de prevenir, eso no significa que el genocidio ya tenga que haberse completado, que un tribunal haya determinado que ha habido genocidio. Tienes la obligación de evitarlo.

Entonces, lo que hemos declarado en la Corte, y lo hemos demostrado, es que Alemania ha recibido toda el preaviso, comenzando por el Secretario General de las Naciones Unidas a partir del nueve de octubre, diciendo que posiblemente se estaba cometiendo genocidio. Incluso la Corte Internacional dijo que posiblemente se estaba cometiendo genocidio.

Ahora, también hay que entender que si se está cometiendo genocidio, obviamente se está [violando] el derecho internacional humanitario. Si estás masacrando a una población, la diferencia es que, si no estás masacrando con la intención de destruirla por completo, lo cual es genocidio, sigues violando el derecho internacional humanitario.

Ahora el problema, para dividir la situación, es que Israel solo aceptó jurisdicción sobre la base de la Convención sobre el Genocidio. Así que no puedes reclamar contra Israel violaciones del derecho internacional humanitario, solo genocidio. Y ese fue otro de los puntos a los que llegaré más adelante.

Pero primero, volviendo atrás, el principio involucrado aquí es que todos los Estados tienen la responsabilidad de prevenir este tipo de crímenes, crímenes internacionales. La corte ya había dado indicios de esto hace 20 años, en una opinión que había dado la Corte Internacional sobre la construcción de un muro en Israel. La propia Corte había considerado que todos los Estados tenían la obligación de prevenir lo que estaba sucediendo. Todos los Estados tenían la obligación de hacer cumplir las Convenciones de Derecho Humanitario, pero nadie prestó atención.

Alemania nunca prestó atención a lo que estaba sucediendo. El tribunal incluso dijo que los palestinos tenían derecho a la autodeterminación en ese caso. Nadie prestó atención. Entonces, ahora llegamos al momento en que se evidencia el genocidio más crucial, porque el genocidio se ha cometido durante muchos años. No se trata solo de los últimos meses. Pero es absolutamente evidente, y los países continúan como si no lo fuera, como si la Convención sobre el Genocidio y todas las leyes internacionales no tuvieran nada que ver con ellos.

Así que pensamos que, por principio, teníamos que plantear esta cuestión ante el tribunal. Ahora, quiero aclarar, porque me han preguntado: ¿Por qué Nicaragua? Bueno, con Nicaragua tenemos mucha experiencia en la Corte. Llegamos a la Corte hace cuarenta años contra los Estados Unidos, también por una cuestión de principios. Era el principio de no intervención en los asuntos internos del Estado. En eso hicimos una contribución muy importante al derecho internacional.

Y desde entonces hemos estado en la Corte muchas veces, hemos estado en la Corte más del doble las veces que ha estado Alemania. Entonces, no es que estamos descubriendo a la Corte en esta situación. Hemos experimentado y de esa manera, esta experiencia, queríamos ponerla en beneficio del pueblo palestino que está siendo masacrado, al menos, si no se está cometiendo genocidio contra ellos.

Ahora, otra situación, y esto es a nivel personal: después de que Sudáfrica presentara el caso contra Israel, y eso fue al fin de diciembre del año pasado, luego en enero, solo estaba escuchando entrevistas, de comentaristas muy importantes, abogados muy importantes. Todo el mundo decía: Bueno, verdad, el genocidio es posible pero el genocidio es muy difícil probarlo, y lo que sea...

Entonces, creo que todo el pensamiento de las personas que estaban viendo lo que estaba sucediendo era: bueno, obviamente, entonces no pasa nada... porque es muy difícil de probar. Quiero decir, ese no era el problema. Israel estaba masacrando a todas esas personas. Estaba violando todo el derecho internacional humanitario. Lo único fue que, contra ellos, solo se podía enjuiciar directamente por el genocidio.

Entonces, el hecho de presentar este caso contra Alemania, que incluye no solo genocidio, sino también sus obligaciones, las obligaciones alemanas, para ayudar también a prevenir la violación del derecho internacional humanitario. Todo eso está sobre la mesa con Alemania. Contra Israel, solo el genocidio.
Contra Alemania, tenemos todo el derecho internacional, el derecho humanitario internacional también sobre la mesa. Entonces, quiero aclarar, ese aspecto también es muy importante.

Parte de la razón, cierto, pero obviamente, Alemania intentará evitarlo y dirá que, como dijeron en el tribunal, no es posible continuar en este caso sin la presencia de Israel. Pero independientemente de lo que esté sucediendo, cada país del mundo, todos los países del mundo, tienen la obligación de prevenir [el genocidio]. Es una obligación independiente.

Entonces, quiero decir, aquí es más o menos donde estamos. Y con suerte, la corte ordenará. No hay terceros Estados, lo siento, no hay otras partes, solo Alemania y Nicaragua están involucrados en esto. No hay ninguna razón por la que la Corte no pueda simplemente ordenar que Alemania deje de suministrar armas a Israel, que es lo que esperamos que suceda.

Wyatt Reed: Entonces, los alemanes están ofreciendo una especie de defensa legal novedosa aquí. La directora jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, Tania von Uslar-Gleichen, dijo recientemente que " Nuestra historia es la razón por la que la seguridad de Israel ha estado en el centro de la política exterior alemana."Entonces, el punto aquí parece ser que, dado que Alemania llevó a cabo el Holocausto, ahora está obligada a hacer lo que sea necesario para defender el llamado 'estado judío' y, aparentemente, incluso facilitar el exterminio masivo de palestinos. ¿Es esa una lectura precisa de la posición alemana aquí? Y si es así, ¿Cómo se espera que eso se sostenga en los tribunales? ¿Eres optimista sobre el resultado aquí?

Dr. Arguello: Bueno, francamente, en la Corte, permítenme hacer dos comentarios sobre eso. Incluso antes de que hablaran los alemanes, cuando presentamos nuestro caso el lunes, los alemanes respondieron el martes, ya habíamos hecho la distinción. Se lo dijimos, porque creo que Alemania siempre ha estado diciendo que su razón de ser es la que tienen: la defensa de Israel.

Entonces, una de las cosas que les dijimos el lunes es que entendemos y que es una situación loable, una situación muy loable, que se sienten responsables del Holocausto y de las barbaridades que se cometieron en la Segunda Guerra Mundial contra el pueblo judío. Pero se debe hacer una distinción, Israel no es el pueblo judío. Lo que están facilitando es a un Estado que comete genocidio.

Ese es un punto y una distinción muy importante. Pero a largo plazo, lo que están haciendo es ir en contra del pueblo judío, porque Israel está causando enormes prejuicios a la gente judía, al mundo que la rodea. Es increíble. Francamente, no se cómo podemos entender esa posición de Alemania. Si realmente están preocupados por lo que hicieron, o lo que sucedió, con sus antepasados o con los nazis, o como queramos llamarlos. Bueno, creo que lo primero debería ser que su corazón les diga que deberían ayudar a los palestinos en esta situación. Quiero decir, esos son las personas que están sufriendo. Quiero decir, Israel no está sufriendo. Si realmente quieren tener compasión, o sienten compasión por aquellos que están sufriendo, Israel no está sufriendo. Israel es una super potencia.

Max: Embajador Arguello, usted mencionó anteriormente, el caso que presentó en la Corte Internacional de Justicia o que el gobierno nicaragüense presentó en 1984. En 1986, usted recibió un fallo favorable de la CIJ y este fue un caso contra Estados Unidos por su violación del derecho internacional, a través del respaldo de la CIA a los escuadrones de la muerte de la Contra, así como por haber puesto minas en el puerto de Nicaragua. Estados Unidos no acató la decisión. Simplemente se sentó sobre sus manos y esperaba hasta que su candidata preferida, Violeta Chamorro, ganara en 1990, y procedió a retirar el caso. ¿Ve alguna similitud entre ese caso y el caso que está presentando ahora contra Alemania por su participación en el genocidio de Israel contra el pueblo palestino? ¿Y cómo espera que la CIJ o la comunidad internacional hagan cumplir una decisión en el caso actual, dada la actitud descarada de Israel y los Estados Unidos hacia el derecho internacional?

Dr. Arguello: Bueno, esa es una consideración muy importante, y gracias por el comentario sobre los antecedentes históricos. Sí, quiero decir, el caso que presentamos contra los Estados Unidos tiene ciertas similitudes. Algunas señalamos durante nuestra intervención, la más obvia es que una de las cosas principales que estamos solicitando [a] la Corte desde el inicio era que Estados Unidos cesara su suministro de armas en apoyo a las fuerzas de la Contra que luchaban contra el gobierno de Nicaragua. Y fueron, en este caso, creados y suministrados íntegramente por Estados Unidos.

Obviamente, el Estado de Israel no fue creado y no depende completamente de Alemania, pero Alemania también está suministrando armas y manteniéndolo política y diplomáticamente, haciendo todos los esfuerzos posibles para ayudar a Israel. Entonces, lo que le estamos pidiendo a la Corte, en cierto sentido, y lo repetimos, era exactamente lo que le estábamos pidiendo a Estados Unidos hace cuarenta años: que cese esta asistencia a Israel, de la misma manera que cesará la asistencia a las fuerzas ilegales que luchan contra Nicaragua.

Ahora, por supuesto, Estados Unidos no cumplió. Estados Unidos, en mi experiencia, incluso antes de comparecer ante la corte, y no quiero discutir mucho sobre eso, [pero] en mi opinión, Estados Unidos nunca ha respetado el derecho internacional. Cualquier tratado con los Estados Unidos, cualquier tercer país que piense que se está blindando contra cualquier cosa porque tiene un tratado, ese tratado solo se respetará mientras sea en interés de los Estados Unidos. Estados Unidos no respeta el derecho internacional, a menos que sea en su beneficio.

Quieren irse; Estados Unidos había aceptado la jurisdicción de la Corte. Pero cuando se volvió contra ellos, eso fue todo. No cumplieron, se despidieron de la Corte. Israel, obviamente, está siguiendo el ejemplo de los Estados Unidos. No es el ejemplo, está protegido por las mismas fuerzas de los Estados Unidos. Israel es el matón local en esa región, pero tiene al Hermano Mayor contra ellos por detrás. Entonces se sienten completamente blindados contra cualquier cosa. Pero tenemos la sensación, y quizás estamos equivocados, no lo sé, pero no creo que Alemania tenga la misma actitud con una sentencia de la Corte.

Creo que los Estados Unidos, obviamente, cualquier orden de la Corte, simplemente la ignoran. Y no solo el gobierno, sino probablemente incluso los medios, todos los medios tradicionales en los Estados Unidos probablemente también lo ignorarían. Pero creo que en Alemania sería diferente. Creo que una sentencia de la Corte contra Alemania que ordene detenerse tendrá mucho efecto. Y aparte de eso, creo que la opinión mundial en este momento se ha movilizado. En ese sentido, quizás incluso estos casos ante la Corte también estén ayudando a esta movilización. Pero la gente, incluso en Alemania, actualmente hay mucha gente que también está muy, muy preocupada y muy avergonzada de lo que está sucediendo. Así que creo que será muy difícil. Y es por eso que espero que si la Corte lo ordena, sería una orden efectiva. No va a ser ignorado por completo.

Wyatt: Entonces, en los últimos meses, después de que Sudáfrica presentara su caso contra Israel, vimos algunos intentos en el gobierno de los Estados Unidos, específicamente en el Congreso, de buscar algún tipo de revisión de las relaciones bilaterales, lo que implicaba efectivamente la amenaza de sanciones o una disminución de la actividad comercial económica con Sudáfrica, una especie de amenaza implícita. Entonces, me pregunto si Israel ha tratado de interferir en este caso, o si los propios Estados Unidos han intentado tomar represalias más allá de las sanciones que ya está imponiendo y planea imponer a Nicaragua.

Dr. Arguello: Bueno, no estoy al tanto en este momento de ninguna sanción adicional en particular, o posiciones adicionales contra Nicaragua. Quiero decir, Estados Unidos ya ha estado haciendo, con diferentes gobiernos, ha estado haciendo todo lo posible para destruir al gobierno de Nicaragua. Así que no es nada nuevo. Intentaron un golpe de Estado cuando el el Señor Bolton estaba a cargo de estas operaciones en 2018. Hemos sido sancionados constantemente. Entonces, si eso sucede, sucederá. Quiero decir, no sé que más pueden hacer contra nosotros.

Tenemos nuestra obligación moral que sentimos. Como dije al principio, ¿qué podemos contribuir al pueblo palestino? Entre las pocas cosas que podemos hacer, no podemos darles dinero porque no somos un país rico, no podemos darles armas. ¿Cómo podemos ayudarlos? Y una de las pocas cosas que tenemos es experiencia, y tenemos algo, que es el Tribunal Internacional. Entonces, cuando comenzó este caso, dijimos que viniéramos aquí de todo corazón. Y recibí instrucciones de mis jefes de que deberíamos ir de inmediato y hacer todo lo posible. Eso es lo que estamos intentando, eso es lo que intentamos hacer.

Max: Y luego, solo sobre el tema de su obligación moral: la Alcaldía sadninista del municipio de Managua ha rebautizado una calle como 'Calle Gaza', una vía importante en Managua. El partido sandinista tiene una afiliación tradicional de solidaridad con la Organización para la Liberación de Palestina, ¿cómo encaja este caso en el espíritu del Frente Sandinista y su apoyo a los oprimidos y trabajadores de todo el mundo?

Dr. Arguello: Tuvimos, quiero decir, desde el principio, desde el nacimiento del Partido o Movimiento Sandinista, incluso antes del triunfo de la Revolución, siempre ha habido una enorme simpatía de ambas partes: de los palestinos hacia nuestra causa y, obviamente, de nuestra causa hacia ellos. Y lo que le está sucediendo a Palestina es algo que nos ha dolido enormemente, y lo hemos estado sintiendo durante mucho tiempo. Cuando, hace algunos años, hubo un convoy de ayuda que iba de Turquía a Israel, que fue intervenido, y hubo un ataque de Israel para detenerlo, rompimos relaciones con Israel por completo. Iniciamos relaciones con Israel hace apenas unos años nuevamente, con la esperanza de que las cosas intentaran ser normales.

Pero la realidad es que Israel ha estado actuando de esta manera. Esta es una de las más descaradas; obviamente, es algo que ahora es indiscutible, incluso está siendo observado por las niñas y los niños de todo el mundo. Todo el mundo sabe lo que está pasando. Y ahora todo el mundo simpatiza.

Quizás hace 50, 60 años, había menos conocimiento común de todo lo que estaba sucediendo. Los medios de comunicación estaban más controlados por ciertos grupos de Estados. Pero ahora, creo que la simpatía que sentimos originalmente con el pueblo palestino, desde hace mucho tiempo, ahora es algo que se comparte con mucha de la humanidad. Así que eso también es una esperanza, una esperanza que tenemos.

Max: Y supongo que mi última pregunta sería una pregunta más general sobre el derecho internacional. Está claro que “la orden basada en reglas” que predica la administración Biden en Washington ha sufrido un enorme golpe a su credibilidad, a través del apoyo de la administración Biden al asalto de Israel a Gaza y todas las violaciones que hemos visto. Pero también hemos visto instituciones, instituciones multilaterales, como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas o la Corte Mundial, la CIJ, incapaces de hacer cumplir decisiones como la aceptación del caso sudafricano o los llamamientos a un alto el fuego. Entonces, ¿Qué piensa usted sobre el futuro del derecho internacional y estas instituciones nacidas del tipo de orden posterior a la Segunda Guerra Mundial y su capacidad para aplicarlo frente a estas fuerzas descaradas, unilaterales, y aún muy poderosas, como Israel y los Estados Unidos? ¿El derecho internacional verdaderamente tiene un futuro?

Dr. Arguello: Si me lo permite, quiero decir, recuerdo que he hecho este comentario muchas veces en mi carrera. hace 40 años, cuando comenzamos, o hace 38 años, con el fallo de la Corte, en el caso contra Estados Unidos, cuando Estados Unidos ya se había despedido de la Corte y que no iba a prestar atención a lo que estaba sucediendo. Esa pregunta siempre surgía. Quiero decir, ¿qué puedes hacer? ¿Y qué puede hacer la Corte? Has estado perdiendo el tiempo, viniendo a la Corte, la Corte no tiene armas nucleares para obligar a Estados Unidos a obedecer.

Hubo una cita que tomé de un jurista francés que, hace muchos años, se preguntaba: ¿Qué puedes hacer si una gran potencia no cumple? Lo único que queda es la movilización de la vergüenza. Y si desglosamos eso, esta movilización de la vergüenza, incluso en los Estados Unidos, la cantidad de personas ahora informadas de lo que está sucediendo está aumentando. Y, el Señor Biden, y los políticos como él, no tienen principios reales ni fe real en el derecho internacional. Pero ellos creen en sus puestos. Y si la gente en los Estados Unidos está cambiando de opinión, está siendo informada y esta vergüenza la está movilizando, eventualmente tendrán que mover los objetos inamovibles como el Señor Biden. Así que esa es, esa es la esperanza con esto. Quizás siendo demasiado idealistas, pero es la única arma que tenemos.

Max: Está bien, bueno, Embajador, ¿hay algo que quisiera agregar o tocar antes de irnos?

Dr. Arguello: Bueno, solo para agradecerles a los dos, a su programa. Creo que hemos cubierto más o menos todo. Obviamente, podríamos hablar durante horas y horas sobre diferentes cosas, pero creo que básicamente nos hemos cubierto las bases de los puntos principales.

Max: Supongo que sí tengo una pregunta más. Supongo que tengo una pregunta más, algo en lo que he estado pensando, y hemos estado cubriendo mucho en Grayzone. Es que cuando usted presentó su caso por primera vez contra Estados Unidos, en la Corte Internacional de Justicia, el mundo estaba en un lugar diferente. La Guerra Fría todavía estaba vigente. Pero ahora vemos el surgimiento del Sur Global y una especie de orden multipolar. Vemos el surgimiento de los BRICS. China y Rusia están comenzando a aliarse. Y Nicaragua también está formando nuevas alianzas. ¿Hasta qué punto es cierto que este caso y el caso sudafricano representan al Sur Global afirmando su poder de una nueva manera contra una hegemonía global en declive?

Dr. Arguello: Bueno, creo que debe haber, que hay un elemento de eso, obviamente. En el caso de Nicaragua, desde que comenzamos hace 40 años, como dijiste, durante el apogeo de la Guerra Fría, esa no fue la razón principal para hacerlo. Aunque, no quiero ser muy presuntuoso en esto, pero quizás ese caso, al menos en la Corte Internacional, fue el comienzo de, digamos, un movimiento, al que se le ha dado seguimiento y en el que estamos 40 años después, aún continúa. En ese sentido, eso es lo que le he dicho a algunas personas en Nicaragua que siento, incluso cuarenta años después, que nuevamente, simplemente continuamos.

Y, desafortunadamente, para citar a un poeta nicaragüense, supuestamente era un patriota nicaragüense en la década de 1850 contra un invasor estadounidense, norteamericano, que se apoderó del país. Mató a uno de los soldados arrojando una piedra. Entonces, este poeta nicaragüense, 100 años después, en la década de 1930, escribió un poema que terminaba algo así como diciendo: 'Andrés, 100 años después, tira la piedra. El enemigo sigue siendo el mismo.'Ahora, cuarenta años después, siento que todavía tengo la piedra en la mano, y el enemigo sigue siendo el mismo. De todos modos, todavía tenemos la piedra y todavía tenemos la energía, y tenemos que seguir adelante.

Wyatt: David continúa la lucha contra Goliat.

Max: Embajador Carlos Arguello Gómez, muchísimas gracias por compartir sus pensamientos con nosotros. Y gracias por su contribución a la humanidad.

Dr. Arguello: Oh, gracias. Gracias por tenerme en su programa y por su contribución a la humanidad. Te lo dije, he disfrutado muchos de tus programas y continuaré haciéndolo. Ok, muchas gracias.

Max: Gracias, y daremos seguimiento después del fallo.