Dolores, Carazo, martes 10 de diciembre de 2013.

Compañera
Rosario Murillo
Su Despacho.

Respetada y apreciada Doña Rosario:

Al concluir estas festividades marianas e iniciar con júbilo las celebraciones navideñas, pido a Jesús, que a nuestro Presidente Daniel, a usted, su familia y a todo nuestro pueblo, nos continúe llenando de toda clase de bendiciones.

El fervor, la alegría, el orden, y la participación masiva de millones de nicaragüenses en esta fiesta nacional de la Gritería, ha sido una muestra de nuestra identidad, cultura, arte, pero sobre todo del Amor de Nicaragua a la Virgen María y el Amor de la Virgen María al pueblo nicaragüense.

BELLÍSIMOS ALTARES EN TODAS PARTES

Los preciosos altares en la Avenida de Bolívar a Chávez y de Chávez a Bolívar, así como los altares móviles que recorrieron los diversos distritos de la capital, suscitaron la oración, la unidad de las familias, con su belleza, su decoración, y participación de todos, que nos unió como hermanos, caminando por la Avenida, cantando, bailando, entonando con guitarras, maracas, chischiles, los cánticos a la Purísima.

Y la Purísima acuática en el Puerto Salvador Allende, congregó a decenas de miles de nicaragüenses y de otros países que comprobamos cada día y sentimos estos nuevos tiempos, en libertad, en armonía, en seguridad y alegría.

Esto contribuyó de manera eficaz para que en cada rincón del territorio nacional se viviera esta festividad en todo su esplendor, y de manera especial se manifestara el espíritu festivo, fervoroso, solidario de compartir lo que somos y tenemos en los brindis, gorras, paquetes alimenticios y lo más importante, hecho con espíritu de servicio y en amor a Dios y al hermano.

Iniciando las celebraciones navideñas

Ya estamos viviendo el tiempo de Adviento, que significa gozosa espera del renacimiento de Jesús en nuestro corazón.

Cada luminaria encendida, cada lucecita multicolor, cada árbol navideño, que alegra la vista y el corazón, nos inunda del espíritu del auténtico sentido de la Navidad.

La navidad no debe ser una época consumista comercial, sino vivir en cada uno de nosotros el mensaje de los ángeles del cielo que a los humildes pastores dijeron el día del nacimiento de Jesús: “No teman, les anunciamos una gran alegría, les ha nacido un Redentor”.

Eso significa la Palabra Evangelio: “Anunciar las Buenas Noticias de parte de Dios”.

Y es lo que se anuncia y se vive aquí en Nicaragua, “Buenas noticias”, con tantas restituciones de derechos que hemos tenido durante todos estos años y que este año 2013, con todos los logros obtenidos, sabemos que esperamos el 2014, con nuevos desafíos, pero siempre tomados de la mano de Jesús, sabiendo que es al mismo Cristo a quien servimos en la persona del hermano.

Con el Parque de la Niñez Feliz en Managua y otros departamentos, el Belén en el parque Luis Alfonso Velásquez, como usted lo ha expresado, todo ese esfuerzo que se realiza, vale la pena, porque “la sonrisa de los niños, la alegría de las familias nicaragüenses, compartiendo, disfrutando, viviendo el auténtico sentido de la Navidad”, eso es lo fundamental.

Gracias Presidente Daniel, gracias compañera Rosario, gracias a cada uno de todos los que colaboran, a los miles de jóvenes y adultos, a las instituciones diversas que hacen que estas celebraciones y todo el tiempo en Nicaragua, experimentemos La Alegría de vivir en Paz.

Le reitero públicamente, mi apoyo incondicional, como ser humano, como nicaragüense, como creyente en el Amor, a este modelo de gobierno que nos hace cada día estar más bendecidos, prosperados y en victorias.

Cristiano, socialista y solidario.

Padre Neguib Eslaquit.