La Ley de Adición a la Ley Orgánica del Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural, INVUR; y de Reforma a la Ley No.1129, Ley de Correduría de Bienes y Raíces de Nicaragua, fue aprobada este jueves por diputados de la Asamblea Nacional.

El cuerpo legal traslada las atribuciones de aplicación de la ley de correduría de bienes raíces de Nicaragua al Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR).

De acuerdo con el diputado José Figueroa, se basa en la experiencia del INVUR en promover viviendas urbanas y rurales, así como en regular, controlar y supervisar a los corredores de bienes raíces para garantizar la protección y seguridad jurídica de los usuarios.

Asimismo, destacó que durante la exposición del dictamen favorable dado por Comisión de Producción, Economía y Presupuesto que esta medida contribuirá al sistema de control y prevención de actividades ilícitas relacionadas con el lavado de activos, el financiamiento al terrorismo y la financiación a la proliferación de armas, como parte del rol del estado en regular la actividad económica.

De acuerdo con la diputada, Luz García Talavera, el traslado de estas funciones son garantizadas por el Estado y el Buen Gobierno.

“Para que este mercado de bienes raíces esté en confianza con los agentes que aquí intervienen. Así que nosotros, los de la comisión, consideramos que el traslado de las funciones viene a fortalecer al INVUR y a garantizar siempre la confianza de los agentes”, refirió.

Al mismo tiempo, el diputado Wálmaro Gutiérrez, insistió que “o se están cambiando las regulaciones de la Ley de Correduría".

“Las reglas del juego son las mismas. Eso es bien importante, porque eso da estabilidad y seguridad jurídica en el sector. La decisión política del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional es recoger en una sola casa, en una sola institución, bajo un solo techo, todos los temas relacionados con el sector inmobiliario, entiéndase el sector de la construcción y el sector del tráfico jurídico de los bienes inmuebles”, resaltó.

Aprueban ley de adición a la ley orgánica del INVUR y reformas a la ley de Correduría de Bienes y Raíces