La Alcaldía de Managua y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) presentaron este martes el Plan de Acción ‘Ciudades Emergentes y Sostenibles’, mediante el cual se propone, a futuro, crear una zona de amortiguamiento con una franja agroforestal, ecoturística y la generación de corredores verdes que abonen al ordenamiento y revitalización de la capital, así como el mejoramiento de barrios y el fortalecimiento de los planes ante inundaciones y terremotos.

Carlos Melo, Representante del BID en Nicaragua, explicó que este estudio tuvo sus inicios en septiembre de 2012, del cual se ha derivado un diagnóstico para identificar cuáles son los principales retos que se tienen para poder emprender este plan de acción, de acuerdo a las prioridades, sobre todo en materia de cambio climático, ordenamiento de la ciudad y sostenibilidad fiscal, cuyas garantías puedan generar un ambiente más digno y un hábitat propicia para los managuas.

El alto represente de este organismo indicó que esta iniciativa se ha venido trabajando con 26 ciudades, entre las cuales entra Managua. Explicó que las principales características para aplicar a este estudio es detectar un crecimiento económico y poblacional superior a la medida del país.

La Alcaldesa de Managua, compañera Daysi Torres, refirió que este plan de acción está acorde al trabajo que ha venido realizando el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional al emprender la construcción de la ciudad soñada por todas y todos sus pobladores.

“Contamos con el apoyo más importante que es el de los protagonistas, que son las familias del municipio de Managua. Este es el inicio de una serie de acciones que se pondrán en práctica para poder lograr este plan de acción, y que ya junto a nuestro Gobierno de Reconciliación Nacional estamos logrando, al igual que el Plan Nacional de Desarrollo Humano”, expresó.

Isabel Parés, Consultora del BID, detalló que para poner en acción este plan, de acuerdo a los estudios priorizados, se estarían invirtiendo aproximadamente unos 2 millones 650 mil dólares; cuyas líneas estratégicas apuntan a la planificación y ordenamiento territorial y actualización de planes climáticos.