Con el objetivo que las familias puedan apropiarse de las herramientas básicas para enfrentar con mayor exitoso un posible terremoto en la capital, la Defensa Civil, la Alcaldía de Managua, la Policía Nacional y los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida de la colonia Los Arcos, participaron de un simulacro que permitió conocer los puntos vulnerables del lugar y las rutas de evacuación.

Medir las habilidades locales para enfrentar un movimiento telúrico, fue otro de los objetivos perseguidos en este ejercicio realizado en el citado lugar que se ubica en el distrito 2 de Managua.

El Teniente Coronel Calixto Rivas de la Defensa Civil del Distrito II, indicó que una vez más se está cumpliendo con realizar un ejercicio simulado para dotar de habilidades a las familias ante situaciones reales que se puedan presentar.

El ejercicio se desarrolló en tres escenarios, el primero tiene que ver con la toma de decisiones y la activación de las diferentes estructuras barriales y locales. En el segundo momento las brigadas locales demostraron las habilidades alcanzadas, el traslado y atención de las víctimas y el tercer escenario se relaciona con el proceso de evacuación, donde se ubican a las familias a buen resguardo.

Morrys López, de los Gabinetes de la Familia en el barrio Los Arcos, indicó que se logró la participación de 200 personas que han estado en permanente capacitación.

“Estos simulacros son importante porque al momento que suceda un situación real, tengamos los elementos necesarios para que exista la menor cantidad de gente afectada, la menor cantidad de gente muerta y podamos tener las rutas de evacuación y saber lo que tenemos que hacer”, señaló Morrys.

La pobladora Janet Hernández participó con toda su familia en el simulacro, pues considera de prioridad estar preparada ante la ocurrencia de un terremoto, “ya que sabremos cómo actuar, como salir de nuestros hogares para evitar ser lesionado o muerto”.

“Yo veo muy bien y perfecto que se esté implementando en todos los barrios, porque ante cualquier desastre ya veremos cómo salir adelante”, dijo Hernández.

Managua está asentada bajo de varias fallas tectónicas, por tanto es preocupación dotar de conocimiento a la población ante desastres naturales, en este caso un posible terremoto. Desde el año pasado se estén realizando simulacros en diferentes barrios de la capital, esto para hacer conciencia en la ciudadanía que tiene que prepararse ante un evento sísmico de gran magnitud.