El alcalde de Bogotá (capital colombiana), Gustavo Petro, se dirigió este lunes a cientos de colombianos congregados en la Plaza Bolívar de la ciudad quienes le expresaron su apoyo tras conocerse la medida que pretende destituirlo de su cargo, y reiteró que se piensa que con "engaño, con la trampa, pueden manipular la historia de Colombia".

Petro resaltó que desde joven estuvo decidido a levantarse contra la ignominia. "Vi el golpe de Estado contra Salvador Allende (en Chile), un fraude electoral acá en Colombia"; por eso decidí levantar mi voz contra la injusticia, dijo.

Acompañado por su familia y por la precandidata presidencial de Colombia, Aida Abella, el alcalde afirmó que "existe sectarismo en Colombia que busca eliminar los derechos de las minorías, de la mujer y de aquellos que tienen un color diferente de piel".

"(Los fascistas) dieron la orden de asesinar a Jorge Eliezer Gaitán, dieron la orden de disparar con los tanques de guerra sobre ese palacio y asesinar a todos los que estaban dentro, dieron la orden de asesinar al candidato presidencial, Luis Carlos Galán, dieron la orden de asesinar a nuestro comandante Carlos Pizarro", de este modo Petro recordó momentos de la historia colombiana que, a su juicio, evidencian la actuación del fascismo en el país.

Más temprano el Procurador de Bogotá, Alejandro Ordóñez, leyó la orden de destitución e inhabilitación de Petro por 15 años, sanción impuesta por la alta instancia ante el delito de cambiar los esquemas de recolección de basura en la ciudad.