Este fin de semana arribó a Nicaragua el peleador costarricense Sergio “Checho” Ortiz, quien combatirá contra Ricardo “El Matador” Mayorga en la disciplina de Artes Marciales Mixtas el próximo 14 de diciembre.

Como es costumbre, el peleador nicaragüense acudió al Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino para encontrarse cara a cara con Ortiz y dejarle claro que en esta ocasión Mayorga es el favorito para ganarle al costarricense.

A su arribo a Managua, Ortiz señaló que se siente tranquilo y en los próximos días continuará su entrenamiento para estar listo para la pelea.

Ortiz dejó claro que el viene a Nicaragua para ganarle a Mayorga, tal como lo hizo en un combate anterior realizado en Costa Rica.

“Creo que ya sé cómo ganarle, ya no tengo la misma visión que tenía antes cuando empezamos que yo iba a pelear contra un campeón mundial que pegaba durísimo y que era súper peligroso, entonces entré un poquito nervioso y un poquito asustado, pero ahora ya sé cómo ganarle de una manera más rápida y más sencilla y salir menos lastimado”, explicó Ortiz.

Agregó que con el apoyo del público nicaragüense Mayorga puede crecerse, pero valoró que eso puede ser un punto en su contra, ya que Mayorga puede acelerarse por tratar de quedar bien y posiblemente se canse o se desgaste y eso le saldría caro en la pelea. Aunque Ortiz no prometió un nocaut, si afirmó que obtendrá la victoria.

Por su parte George Estrada, de Omega Productions, prometió una cartelera internacional con peleadores de Centroamérica y Estados Unidos. Estrada indicó que el costo de las entradas varía entre 10 dólares generales y 30 dólares VIP, lo cual permitirá que las familias puedan llegar a disfrutar el combate que se realizará en el casino Pharaoh's.

Mayorga insulta y empuja a Checho

El matador Mayorga quien esperó pacientemente a Ortiz en el salón VIP del aeropuerto, declaró por su parte que Ortiz quedará como un payaso ante el público nicaragüense.

Mayorga recordó a Ortiz que en el último combate realizado en Costa Rica, no pudo pelear tranquilo puesto que las autoridades costarricenses amenazaron con apresarlo antes de la pelea y destacó que eso no sucederá en Nicaragua, puesto que éste es un país donde se pueden realizar este tipo de combates con seguridad.

Además Mayorga ridiculizó a Ortiz diciéndole que para navidad este será el pollito de granja que se servirá en la cena, y aseguró que lo devolverá bien vergueado a Costa Rica.

Antes de despedirse de los fanáticos en el aeropuerto, quienes se aglomeraron para ver a los dos luchadores, Mayorga pegó un fuerte empujón a Checho Ortiz, lo cual alteró los ánimos y obligó a los promotores y entrenadores contener la ira de ambos combatientes.

Finalmente Mayorga aseguró que este combate será el último en que participará para continuar con su trayectoria como boxeador de calibre mundial.