El Puerto Salvador Allende fue el escenario de la quinta edición de la tradicional Purísima Acuática, donde miles de capitalinos llegaron a celebrar esta fecha en la que se celebra el dogma de la Inmaculada Concepción de María, dicha actividad se desarrollo gracias al esfuerzo coordinado entre la Empresa Portuaria Nacional (EPN) y el Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR) quienes al igual que en años anteriores tiraron la casa por la ventana ante tan hermosa celebración.

Desde tempranas horas de este ocho de diciembre, los managuas acudieron al puerto a apreciar la belleza de los altares móviles que recorrieron las aguas del Xolotlán y disfrutaron de los cantos a la virgen, los que fueron interpretados por una rondalla de marimba, dándole así un toque tradicional a una de las celebraciones religiosas más grande de nuestro país.

Al lugar se hizo presente el padre Neguib Eslaquit, quién dio el grito de ¡Quién Causa Tanta Alegría! siendo este el inicio de la Purísima, el religioso además señaló que con esta actividad se reafirma la fe y la devoción de un pueblo que se une en una sola voz para dar gracias por las bendiciones recibidas.

“La purísima va a recorrer las aguas de nuestro lago Xolotlán para seguir bendiciendo y dando gracias a nuestro señor Jesucristo por que vivimos en una tierra llena y pródiga de bellezas, bendecida con tantos recursos naturales, vamos a pedirle a nuestra madre santísima su protección en este día, para que Nicaragua siga en alegría, María que es mujer de paz, tolerancia y comprensión nos invita a amarnos unos con otros y a perdonarnos para que sigamos viviendo en esta Nicaragua única” manifestó.

Simultánea a la Purísima acuática donde los asistentes recibieron el tradicional brindis también degustaron del Ayote en Miel más grande del país, el cual fue elaborado por los trabajadores de este sitio turístico, tomando en cuenta que este es un postre tradicional de la época, por tal razón las autoridades hicieron de las fiestas marianas un derroche de tradición.

“Estamos promoviendo los valores culturales y la tradición religiosa del pueblo nicaragüense, quienes se han desbordado a las festividades en honor a la Concepción de María, esta es una manera de fomentar nuestra cultura cristiana, es por eso que hoy siete embarcaciones recorren las aguas de nuestro lago, además estamos compartiendo con la población uno de los postres más reconocidos, para ello hemos preparado 10 mil porciones para que la población se valla contenta” señaló Denis Hurtado, representante de la EPN.

Visitantes disfrutaron de la purísima

Mujeres, hombres y niños tuvieron la oportunidad de apreciar desde los diferentes lugares del puerto el recorrido de los altares en el lago, las siete embarcaciones cada una de ellas portando un altar en honor a la virgen dieron un toque de majestuosidad a la actividad, la que fue catalogada de exitosa por quienes participaron de ella.

“Estoy fascinada de ver la belleza de nuestro lago adornado con estos altares, es una bonita manera de celebrar a nuestra madre santísima, además esta es una manera de rescatar nuestras tradiciones porque así nuestros niños van a prendiendo y creciendo en la fe. Para todos los que creemos en María es satisfactorio ver cómo este gobierno ha retomado las festividades marianas” afirmó Carolina Gutiérrez.
“Qué bonito está todo, hay mucha alegría y sobre todo mucha tradición, porque están compartiendo con nosotros esta fiesta mariana en la que también han incluido la entrega de uno de los postres tradicionales como es el ayote en miel, felicito a todos los organizadores porque este tipo de celebraciones solo en Nicaragua se viven” destacó Armando Castro.

Más visitantes en el puerto

Por su parte la compañera Mayra Salinas, titular del Intur señaló que con este tipo de actividades se incrementan las visitas al sitio, además destacó que esta es una manera de compartir con las familias un momento de unidad y devoción.

“Nosotros esperamos una concurrencia de 10 mil visitantes durante esta celebración, sin embargo nuestro propósito fundamental es celebrar en armonía, unión y fe cristiana desde uno de nuestros atractivos turísticos y naturales, realmente este es un espacio en el que las familias nos encontramos para reflexionar y agradecer a la Virgen María por todas las bendiciones que ha concedido a nuestro país” destacó.

Durante todo el mes de diciembre el Puerto Salvador Allende será el escenario de otros eventos tradicionales cómo el concurso nacional de las comidas y recetas navideñas, las que sin lugar a dudas tendrán al igual que en años anteriores mucho éxito.