En la vida no existen las casualidades cuando se trata de superación, sino el empeño, dedicación, persistencia y las ganas de salir adelante, aún cuando se rema contra la corriente y la edad.

Un vivo ejemplo de que se puede salir adelante y superar las adversidades, para hacer realidad los sueños, es Ervin Manuel Sotelo Ruiz, de 44 años, quien a través del Programa "Yo Sí Puedo" (un método de alfabetización) y con la continuidad educativa, logró transformar su vida.

Para contextualizar, "Yo Sí Puedo", es un método cubano de alfabetización, que es considerado por el profesor Orlando Pineda, como la segunda Gran Cruzada Nacional de Alfabetización de Nicaragua.

Hablando de Ervin Sotelo, un singular personaje que trabajó en el área de Ornato de la Alcaldía de Managua, contó que durante varios años su labor fue la de sacar basura de la laguna de Tiscapa.

"Estuve en diferentes áreas, antes yo trabajaba en la laguna de Tiscapa, yo era uno de los que limpiaba la laguna sacando basura, sacando animales muertos, nosotros nos movíamos en lancha fuera de borda, con canastos hacíamos unas canastillas con regla, para poder sacar toda la basura que cae en la laguna, para poder limpiarla, más que todo en el invierno entran toneladas de basura en la laguna de Tiscapa", describió.

Agregó, que un día que le entró el deseo de estudiar, recordar todo lo que hacía en la laguna, "limpiando, ahí sale uno hediondo, el hedor es fuerte, con botas de hule, con guantes, a veces hasta teníamos que ponernos un traje, porque el tufo de los animales muertos que la gente tira a los cauces, iban a parar ahí; pero yo dije, algún día voy a salir de la laguna de Tiscapa y, voy a estar en un mejor lugar, como un profesional", reflexionó.

Sotelo, quien habita en la comarca San Isidro de la Cruz Verde en el Distrito Uno de Managua, narró que el deseo de superación y de seguir estudiando, se intensificó cuando ingresó al Programa "Yo Sí Puedo" (estudio de jóvenes y adultos), una oportunidad que le brindó la Alcaldía de Managua.

"Yo no había podido terminar mi secundaria; cuando entré a trabajar a la Alcaldía de Managua, ya tengo 14 años de laborar, oí de un Programa (Yo Sí Puedo) que venía para los trabajadores, donde nos iban a dar las oportunidades para el que quisiera estudiar, el que quisiera salir adelante, por un futuro mejor. Yo tomé este Programa Yo Sí Puedo, impulsado por el Mined y nuestro Buen Gobierno y, gracias a Dios, terminé la Secundaria, me llegué a bachillerar", hizo la remembranza.

Este personaje, que es muy querido por sus compañeros en la Alcaldía de Managua, comentó que sus estudios no pararon con el bachillerato, pues se dispuso a seguir superándose académicamente, a través de los programas de estudios que la Alcaldía de Managua tiene para los trabajadores, que son muy buenos.

"Me dieron la oportunidad de agarrar una beca y me dijeron que fuera a la universidad, que yo quería, que tuviera convenio con ellos, para tomar la decisión de una carrera, una carrera ya como un profesional", dijo.

"El que ya no quiere estudiar, es porque no quiere salir adelante". El abogado Sotelo recordó que antes, en los gobiernos neoliberales, estudiar era algo difícil para los que no tenían recursos económicos, porque la educación era privada, y en muchos colegios e institutos era subvencionada, donde también se pagaba.

"Pero ahora con nuestro Gobierno (Sandinista), gracias a Dios, las universidades, los programas son gratis, el que ya no quiere estudiar, es porque no quiere salir adelante", puntualizó.

Por eso, con tantas oportunidades de estudio que ofrece el Gobierno Sandinista, en las distintas modalidades, Sotelo no se conformó con sacar el bachillerato, y con la oportunidad de seguir estudiando que le brindó la Alcaldía de Managua, tomó la decisión de estudiar la carrera de licenciatura en Derecho, en la Universidad de Managua (UDM)."

Me gusta bastante a mí, lo que son las leyes, lo que es ayudar a la gente más necesitada, muchas veces hay gente que no tiene para pagar un abogado, que no tienen para hacer una escritura y, uno, de esa manera aporta a la gente más pobre, a la gente de menos economía que no tienen ingresos para dar hacer una escritura y, yo tomé esa decisión, porque miraba muchas personas que a veces no tenían una propiedad y, tal vez, andaban posando, no podían registrar una escritura, yo tomé esa decisión, porque dije, si algún día si Dios, me presta la vida y me da la oportunidad, yo voy a llegar a ayudar a ese tipo de gente que necesita", afirmó Sotelo.

Tras coronar su carrera como licenciado en Derecho, Sotelo ahora se está incorporando en la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Trabaja en el área de Asesoría Legal de la Alcaldía de Managua

Gracias a todos los que lo apoyaron y siguen brindándole una mano amiga, Sotelo ahora labora en el Departamento de Asesoría Legal de la Alcaldía de Managua.

"Ahora pertenezco, ahora soy un abogado para atender diferentes casos. Entonces, yo le doy gracias a Dios, por todo este proceso, porque yo soy huérfano de padre, de madre, prácticamente, a mí me crió mi abuelita desde que tenía 4 años de edad, pero yo dije, eso no me va a detener, para llegar a ser un profesional, y aquí estoy con ayuda, primeramente de Dios, y de todos los que han aportado su granito de arena para que yo ahora pueda decir que soy un profesional, soy un licenciado en Derecho y le doy muchas gracias a nuestro Gobierno, muchas gracias a todos aquellos que han sido parte de esto y yo sé que no es fácil, porque cuesta, pero tampoco es imposible", agradeció.

Sotelo alentó que todo lo que se propone el ser humano, se puede hacer, "porque Dios, nos ha dado las capacidades, la fuerza y el deseo, para salir adelante en la vida."

"Yo invito a otras personas que deseen salir adelante, que tomen los programas, que se incorporen a las universidades; ahora son gratis, antes no, antes teníamos que pagar, ahora no, ahora todo es gratis, ahora solo está poner el esfuerzo, cada uno de nosotros, para para salir adelante".

Ahora, más que nunca, Sotelo se siente contento porque la gente lo felicita, "yo siempre soy el mismo, porque siempre la humildad tiene que ser sobre todas las cosas, y yo les digo a otras personas, a otros jóvenes y les aconsejo que estudien, que nunca es imposible, que aprovechen su juventud".

En cuanto, al significado que tienen los programas de educación gratuitos y de calidad que impulsa el Gobierno Sandinista, para los jóvenes e incluso, para aquellos que no saben leer o escribir, el abogado Ervin Sotelo opinó que estos programas son para rescatar y ayudar al ser humano, para salir adelante.

"Es algo que a uno le ayuda para impulsarse y tener una mejor óptica profesional, llegar a ser un profesional. Y estos programas son algo muy importantes, que no se habían visto en ningún gobierno, porque más bien los otros gobiernos, lo que querían era que uno no aprendiera, para tenernos siempre como esclavos, esclavizados, para tenerlo siempre a uno, apartado", reconoció.

Javier Alonso Álvarez, a cargo de la Dirección Legal de la Alcaldía de Managua, explicó en detalles el trabajo que realiza Ervin Sotelo, en esa dependencia de la comuna capitalina.

"Hay dos compañeros que atienden el componente de la Dirección de Desarrollo Humano, cuando mandan atender personas en circunstancias vulnerables o difíciles, que nos mandan atender personal, o cuando vienen de los distritos, de las diferentes direcciones algunas solicitudes de soporte legal, entonces, nosotros le colaboramos con eso, con la asesoría", dijo.

"Él (Ervin Sotelo) está encuadrado dentro del Departamento de Recursos Administrativos; él atendía inicialmente las peticiones de los ciudadanos que hacen a la alcaldesa o el Concejo Municipal. Entonces, nosotros le pusimos un compañero que le diera acompañamiento para su crecimiento, se llama Rolando Rodríguez, que nos dijo que tenía una pequeña dificultad, que tenía problemas con la tecnología, la computadora, impresora; entonces, a través de Desarrollo Humano pedimos que a él (Ervin Sotelo) que lo incorporaran en un curso para que se pusiera al día; terminó el curso y ahora se incorporó otra vez al trabajo y ahora está en el área de Los Recursos que tiene implicancia tributaria, pero está siempre acompañado de otro compañero, que se llama Rolando Rodríguez, que le va acompañando en el crecimiento laboral", describió.

El desempeño de Ervin Sotelo, según Alonso Álvarez, "ha sido notable, porque no se ha quedado estancado con lo que tenía, sino que aquí hay un compañero que está permanentemente al lado de él, que es Rolando Rodríguez y, su jefe inmediato que es Alfonso Rivera; los dos están de cara a que él (Ervin Sotelo) siga la curva de aprendizaje, para que él pueda pasar a otra área".

Gobierno Sandinista formando y transformando la educación de los nicaragüenses

El maestro Omar Cortedano, director general de Educación de Jóvenes y Adultos del Ministerio de Educación, comentó que el caso de Ervin Sotelo es un ejemplo de miles de nicaragüenses, que se incorporaron al proceso de alfabetización y continuidad educativa, que lograron coronar el bachillerato y formarse como profesional.

"Es la ruta educativa que ha trazado el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, el Comandante Daniel y la Compañera Rosario, para que todos los nicaragüenses, sin distingo de edad, raza color, etnia, puedan acceder a formarse y transformar su realidad", valoró.

El caso de Ervin Sotelo es el de un nicaragüense no letrado, que se supera a través de estos programas y alcanza el objetivo de gobierno, en materia de educación, de inclusión.

"Ervin Sotelo es alguien que se incorpora, desde no saber leer y escribir, al proceso de aprendizaje con el Yo Sí Puedo, seguir en Primaria de Jóvenes y Adultos que es el programa educativo cubano, como alternativa para la continuidad educativa y, posteriormente, se incorpora a lo que es Secundaria de Jóvenes y Adultos, tercer y cuarto ciclo, que van creando competencia, hábitos; pero además, posibilidades de seguir avanzando y después coronar, como en el caso de Ervin, la vida profesional y el trabajo en una institución del estado", destacó Cortedano.

Ese asalto educativo de Ervin, y de muchos nicaragüenses, el profesor Cortedano lo describió de la manera siguiente: "Primero, las cosas se dan por un compromiso de Gobierno, el compromiso del Gobierno es brindar la educación como un derecho universal a todos los seres humanos; en el caso de los nicaragüenses es la posibilidad de andar, este sendero de prosperidad que el Gobierno, a través de la institución Ministerio de Educación, que es una herramienta para el pueblo, genera y que ellos encuentran la posibilidad de seguir la marcha, de seguir avanzando personalmente, pero además a nivel académico para brindar mayores posibilidades a su familia, a su a su país y a su comunidad", reconoció.

Cortedano mencionó que Nicaragua fue declarada territorio libre de analfabetismo, tras la campaña de Matías Fidel en el 2009.

"El Gobierno ha mantenido los índices, bajo el 5%, por lo cual podemos ser considerado territorio libre de analfabetismo, pero aún ha seguido evolucionando en el proceso de transformación de la educación y, por ende, también en la alfabetización y la educación de jóvenes y adultos; expresión de esto, es el Programa Luz y Verdad, que es el trabajo conjunto del Ministerio de Educación e Inatec, a través del cual se brindan los aprendizajes, la posibilidad de aprender al protagonista, en actividades laborales, productivas, complementadas con el aprender a leer y escribir", resaltó.

Además, Cortedano remarcó que existe la Primaria de Jóvenes y Adultos, que en poco tiempo de acuerdo a las características, realidades de los protagonistas, se les brinda la posibilidad, contexto, con organización de los ambientes de aprendizajes flexibles, cerca de sus casas, en su centros laborales y aún en todos los Sistemas Penitenciarios Nacionales, donde los nicaragüenses pueden cursar sus estudios primarios y la posibilidad de continuar sus estudios, hasta bachillerarse.

"Complementando con la habilitación laboral y la orientación al trabajo y la productividad que está enfocada hacia el emprendimiento, la actividad productiva y laboral", mencionó.

A nivel del Ministerio de Educación, en alfabetización de Primaria, Secundaria y orientación al trabajo y la productividad, Cortedano informó, "tenemos una atención aproximada de más de 200 mil nicaragüenses que en este año 2024, están siendo atendidos por los programas de gobierno de alfabetización y educación".

Por eso, Cortedano aseguró que se le ha cumplido al Comandante Carlos Fonseca. "Yo creo que es el compromiso que el Comandante nos dio el mandato, 'Y también enséñales a leer y escribir', pero es el compromiso consignado en el programa histórico del Frente Sandinista y que hemos venido, a través del Comandante Daniel y la Compañera Rosario y el Frente Sandinista, haciendo, cumpliendo y proyectando el futuro de este mandato del Comandante Carlos".

La docente multifacética que triunfó gracias a la alfabetización

Marlene del Socorro Betanco Diaz, quien es licenciada en Lengua y Literatura, es otro de los casos que inició sus estudios gracias a la alfabetización, que ha convertido de la oscurana en claridad a cientos de miles de nicaragüenses, con la gran Cruzada Nacional de Alfabetización (CNA), que inició el 24 de marzo de 1980.

Cuando Marlene aprendió a leer y escribir, continuó sus estudios de Primaria, posteriormente Secundaria, hasta culminar con el bachillerato en la Fuerza Aérea; finalmente logró coronar su carrera como licenciada en Lengua y Literatura.

Ahora se desempeña como maestra popular del III Ciclo A y B, en la Escuela del Sistema Penitenciario la Inmaculada de Tipitapa.

También es maestra popular de Primaria Comunitaria en la Escuela Hijos de Dios en la comunidad Santa Lucía, ubicada en el kilómetro 29 y medio de la Carretera Panamericana Norte, en Tipitapa.

Además, dedica su tiempo a colaborar como docente en la Fuerza Aérea, en la modalidad del Bachillerato Comunitario.

La docente Betanco Díaz comentó que ha venido estudiando desde los años 80, cuando se impartió la Educación de Jóvenes y Adultos, en el marco de la CNA.

"Gracias a nuestro Gobierno, hemos tenido este apoyo, para poder prepararnos", agradeció.

Sintió una sensación de alegría, cuando aprendió a leer y escribir

Cuando Marlene empezó a leer y escribir sintió una sensación de alegría, "pues es algo maravilloso aprender a leer y a escribir, porque sabemos que en los tiempos de antes, no teníamos esa posibilidad; hoy en día con nuestro Buen Gobierno, nosotros hemos tenido esas posibilidades de prepararnos, el que no se prepara es porque no quiere, porque están las puertas abiertas para nosotros poder continuar estudiando, porque a mi edad, todavía continúo estudiando".

Hizo la reflexión de que cuando una persona no sabe leer y escribir, no avanza en la superación personal, "pero sabemos que cuando llegamos a tener un buen conocimiento de lectura y a tener una preparación, llegamos a obtener un mejor desarrollo, mejor trabajo y una mejor etapa para nuestras vidas".

La profesora Marlene, de manera constante aconseja a los estudiantes que les imparte clase, que tienen que salir adelante, porque el estudio es el futuro de ellos y de Nicaragua.

"Aquellos que no quieren continuar estudiando, les insto que continúen, porque la edad no es un límite ¿Por qué? Porque sabemos que todo es un deseo, el amor y el sentir de prepararse, porque hoy en día tenemos lo que es la educación gratuita y no se cobra nada", reconoció.

Esta multifacética docente, que es muy conocida y querida en Tipitapa, recordó que de joven quería estudiar Medicina, pero no pudo, porque sus padres eran de escasos recursos económicos; sin embargo, asegura que está muy feliz en el mundo de la docencia, porque enseña el "pan del saber", el que un día, cuando ella era adolescente, anhelaba mucho.