Los venezolanos y las autoridades del Gobierno de la nación suramericana celebran este domingo a través de las redes sociales el Día de la Lealtad y el Amor por Chávez.

En la red social Twitter se hace uso de la etiqueta #yoSoyLealyAmoaCHAVEZ a través de la cual los venezolanos dedican mensajes para recordar al líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.

En ese sentido, el titular del Ministerio de Agricultura y Tierras, Yván Gil, escribió en su cuenta en la red social "¡8 de diciembre! Recordamos a nuestro comandante Chávez y celebraremos el día de la lealtad y el amor a él”.

De igual forma, se expresó el ministro de Relaciones Interiores, Miguel Rodríguez Torres: “Hace un año nuestro Comandante nos convocó a asumir sus banderas de lucha durante su ausencia. #UnidadLuchaBatallaYVictoria ¡no lo defraudaremos!”.

Mientras que el ministro para la Cultura, Fidel Barbarito, escribió en la red social: “Hoy, en homenaje de amor y lealtad al más nuestro de los nuestros, Hugo Chávez, ¡máxima movilización! ¡Unidad, lucha, batalla y victoria!”

El pasado 4 de noviembre, el Gobierno de Venezuela declaró el 8 de diciembre como el “Día de la Lealtad y el Amor al Comandante Supremo Hugo Chávez”, según quedó establecido en el decreto número 541, publicado en la Gaceta Oficial 40 mil 286.

El decreto indica que en la fecha conmemorativa está permitido "Realizar actos y eventos conmemorativos en todo el territorio nacional de la República Bolivariana de Venezuela, que exalten su pensamiento bolivariano, el amor infinito con su pueblo y la defensa permanente de su legado y su ejemplo infinito”.

Días antes, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó mediante en su cuenta en la red social Twitter (@NicolasMaduro) que decretaría este 8 de diciembre "día de la lealtad al legado de Hugo Chávez y del Amor a la Patria".

El 8 de diciembre de 2012, el Comandante Chávez expresó la frase "Unidad, lucha, batalla y victoria" en su última alocución pública, transmitida para el momento a través de una cadena nacional de radio y televisión.

En ese entonces, el jefe de Estado se encontraba en el Palacio de Miraflores, ubicado en la ciudad de Caracas (capital) antes de partir a La Habana (capital cubana) para someterse a su última intervención quirúrgica.