Centenares de familias nicaragüenses rezaron, junto a Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo, el último día del novenario a la Inmaculada Concepción de María y dieron inicio a la celebración de la Purísima al grito de "¿Quién causa tanta alegría? ¡La Concepción de María!”.

Desde las instalaciones de Radio Estrella del Mar, el Cardenal de la Paz, la Reconciliación y la Unidad de las familias nicaragüenses, reafirmó que Nicaragua es un pueblo mariano.

"Quiero saludar al pueblo nicaragüense que es un pueblo que ama a María, esta María que es modelo perfecto del cristiano, imagen ideal de la Iglesia y estrella de la Evangelización", expresó Su Eminencia al finalizar el rezo de la novena.

"La estamos celebrando aquí con mucho entusiasmo y hay una gran cantidad de personas que nos están acompañando", agregó el Cardenal.

Por su parte, las y los fieles que acompañaron al Cardenal a celebrar una vez más la fiesta de la solidaridad y la unidad de las familias en honor a la Virgen María, manifestaron su profunda devoción hacia “La Conchita”, patrona de Nicaragua.

"Aquí estamos una vez más cumpliendole a ella, celebrándola con fe, con amor y con devoción y pidiéndole que siempre Nicaragua se mantenga bendecida, prosperada y en victoria", señaló Esther Carmona.

"Nicaragua es de María y María es de Nicaragua, ella es madre de Dios y madre nuestra por eso la celebramos porque por ella vino la Luz al mundo", indicó Francisco Maradiaga.

"Yo le pido a la Virgencita que nos siga iluminando nuestro camino como país y que nos acerque cada día más a su hijo Jesucristo. Ella, como dice el Cardenal, es el modelo perfecto para el cristiano", indicó Johanna Zapata.