Las plantas productoras de huevo de Honduras no cuentan con la certificación que extienden las autoridades nicaragüenses, por tanto este producto no puede ser importado por los comerciantes hasta que cumplan los requisitos establecidos por la leyes nacionales.

El titular del MIFIC, Orlando Solórzano, también informó que ante la fuerte demanda de carne de pollo en estas fiestas navideñas, se autorizó la entrada de este producto proveniente de Estados Unidos, todo en correspondencia a la cuota que permite el CAFTA.

Minutos después de participar de una actividad del Centro de Exportaciones e Inversiones (CEI), el compañero Solórzano, informó que el huevo hondureño no tiene la certificación que otorgan las autoridades, por tanto no está permitida su importación.

Explicó que todo producto requiere cumplir normas para ser comercializado, en este caso el huevo hondureño no cuenta con la certificación de los estudios sanitarios y fitosanitarios.

"Para que un huevo pueda ser importado, necesita que la planta donde se produce el huevo, donde se comercializa ese huevo esté certificada por nuestra autoridad sanitaria, igual pasan con nuestras exportaciones, tal vez han oído decir que nuestro queso, nuestra carne tiene problemas u obstáculos, son obstáculos sanitarios o fitosanitarios, en este momento en Honduras no hay planta certificada (...) mientras no haya certificación, mientras no cumpla los requisitos sanitarios o fitosanitarios no puede entrar", aseguró.

En esta época los precios de productos como el pollo tienden a aumentar, por lo que la autorización de la importación de pollo norteamericano también obedece a la necesidad de abaratar el valor por libra.

“Generalmente esto es estacional, cuando se acerca navidad, cuando se acerca diciembre la demanda principia a aumentar, la oferta también responde, pero responde con menor velocidad que la demanda, entonces los precios aumentan, pero son aumentos de precios dentro de la variabilidad que siempre ha habido todos los años, quiero decirles que hay suficiente abastecimiento tanto de pollo, como de huevo”, destacó.

Solórzano manifestó que la importación de pollo norteamericano se mantiene dentro de las pautas ya acordadas en los convenios internacionales, con los productores y comerciantes.

“Hay alrededor de 3 mil 700 toneladas de piernas y muslos de pollo procedentes de Estados Unidos que se han importado este año, ese es el monto total del contingente y la parte que le corresponde a diciembre y enero ya está en el país, así que hay suficiente abastecimiento”, confirmó Solórzano. En diciembre el consumo de pollo aumenta en un 40 o 50 por ciento.

Sostuvo que el MIFIC a través de la Dirección de Defensa del Consumidor realiza monitoreo de precios en los mercados, para evitar la especulación en los precios.