El Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra, presidió este jueves la clausura del Noveno Curso Anual en Defensa y Seguridad del Ejército de Nicaragua, dedicado a la memoria del líder sudafricano Nelson Mandela, y del líder bolivariano, comandante Hugo Chávez Frías.

El acto se realizó en la Casa de los Pueblos, y en el mismo el mandatario nicaragüense estuvo acompañado por la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, y el jefe del Ejército, General Julio César Avilés.

También estuvieron presentes los altos mandos de las Fuerzas Armadas; la Secretaria de Defensa, Martha Elena Ruiz Sevilla; el Vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, Marvin Aguilar; el Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez; embajadora de Taiwán en Nicaragua, Ingrid Hsing; el Procurador de Derechos Humanos, Omar Cabezas; el sub director de la Policía Nacional, Ramón Avellán, entre otros.

El comandante Daniel destacó que entre los 63 egresados y egresadas, dos pertenecen al Ejército de la República Bolivariana de Venezuela: el coronel Octavio Maximiliano Gómez Hernández, y el coronel Richard Solórzano Barreto.

“Les decía a los coroneles que al entregarles el título le estamos rindiendo homenaje al Comandante Supremo, Hugo Chávez. Y sin temor a equivocarnos en todos estos esfuerzos, en todas estas luchas, en todas estas batallas que estamos librando aquí en Nicaragua y en estos cursos, está presente el pensamiento, el pensamiento vivo del comandante Hugo Rafael Chávez Frías”, subrayó.

Daniel dijo que el líder bolivariano sigue vivo en la lucha de los pueblos de América Latina y el Caribe.

Lucha por la libertad y soberanía

Aseguró que esta lucha tiene como grandes objetivos la libertad y la soberanía de nuestros pueblos, lo cual solamente se puede entender con el bienestar y la vida digna para las familias del planeta.

“Todavía sigue siendo este un objetivo que parece bastante lejano de alcanzar, el de erradicar la extrema pobreza y la pobreza del planeta”, dijo.

Modelo capitalista se ha impuesto

Daniel hizo suya las palabras del ex presidente sudafricano Nelson Mandela, de que para vivir dignamente no es necesario afectar a quienes nos rodean.

Al respecto rechazó una vida llena de todos los valores de la sociedad consumista, y abogó por una sociedad diferente, “donde la cultura, la educación, la ciencia, la tecnología, la solidaridad son valores esenciales para poder llevar una vida digna entre los habitantes de este planeta”.

Manifestó que cada país de acuerdo a sus condiciones está batallando contra el modelo del capitalismo salvaje, el cual se ha impuesto como una dictadura en todo el mundo.

Así mismo recordó que en Indonesia está concluyendo una reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC), donde están presentes las voces de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), “demandando reformas profundas frente a la dictadura impuesta en el campo del comercio por los países capitalistas desarrollados”.

Daniel dijo que bajo esta dictadura capitalista se establecen privilegios para los países más ricos y “cadenas para los más empobrecidos”.

Hay que fortalecer conciencia y solidaridad

Señaló que estos son tiempos donde para poder enfrentar los retos de ponerle fin a la pobreza y la extrema pobreza, hay que seguir fortaleciendo la conciencia y sobre todo el espíritu y las practicas solidarias, que son el arma más poderosa con la que cuentan los pueblos.

“La conciencia, el espíritu solidario son mucho más poderosos que los armamentos atómicos y los gigantescos ejércitos que tienen los países imperialistas, los países expansionistas”, sostuvo.

Estabilidad y seguridad son fundamentales

El comandante Daniel dijo que la seguridad y la estabilidad en las naciones, y particularmente en Nicaragua, resultan fundamentales para poder asumir con mayor eficiencia la lucha en el campo productivo, en la educación, la salud y la infraestructura.

“Todo esto demanda de seguridad, de estabilidad y de allí el valor de lo que es el conocimiento, enriquecer el conocimiento, la cultura y llevarlo a la práctica para enfrentar mejor ese enemigo que tenemos, (que) entre otras formas se manifiesta a través del narcotráfico y el crimen organizado”, dijo Daniel quien recordó que los grandes consumidores de drogas están en los países altamente desarrollados, mientras que los países pobres son víctimas del trasiego.

Para el mandatario este tipo cursos en defensa y el trabajo que realiza el Ejército de Nicaragua apuntan a defender la paz y por tanto el derecho de los nicaragüenses a contar con mejores condiciones de vida.

Nicaragua, punto de resistencia

Recordó que en Centroamérica Nicaragua sigue siendo un punto de resistencia frente a lo que es la expansión del narcotráfico y el crimen organizado.

“Seguimos siendo un punto de resistencia, pero tenemos que consolidar este punto de resistencia, tenemos que defenderlo todos los días y tenemos que buscar con los hermanos centroamericanos cómo este punto de resistencia vaya creciendo, se vaya expandiendo en la región Centroamericana, que le vayamos ganando terreno al narcotráfico y al crimen organizado que se ha venido instalando en muchos de nuestros países imponiendo sus leyes, imponiendo por lo tanto dolor en las familias centroamericanas”, puntualizó Daniel.