El Jefe del Ejército de Nicaragua, General Julio César Avilés, aseguró que la seguridad y la defensa nacional se han fortalecido a partir del 2010, con la aprobación y promulgación de leyes en materia de defensa nacional, régimen jurídico de fronteras y seguridad democrática.

Avilés señaló lo anterior durante la culminación del IX Curso de Seguridad y Defensa Nacional, el cual es desarrollado por el Ejército de Nicaragua y el Ministerio de Defensa.

En esta ocasión, detalló que se graduaron 65 personas, de las cuales 20 son mujeres, 10 coroneles del ejército, 2 policías y 31 funcionarios de entidades civiles, más dos integrantes de la Fuerza Armada Bolivariana.

El General Avilés también destacó que por medio de este curso se han graduado un total de 369 nicaragüenses, entre autoridades civiles, oficiales del ejército, policía nacional y otros sectores.

En su mensaje a los graduandos, Avilés resaltó que Nicaragua cuenta con un marco jurídico moderno cuyo objetivo es defender con mejores condiciones de ley la soberanía y enfrentar las amenazas y los riesgos a la seguridad nacional.

En ese sentido, explicó que “la seguridad nacional es la condición permanente de soberanía, independencia, integridad territorial, paz y justicia social dirigida a preservar la integridad, estabilidad y permanencia del Estado de Nicaragua, sus instituciones, el orden democrático, el estado social de derecho, el bien común y la protección de las personas y sus bienes frente a cualquier amenaza riesgo o agresión”.

Asimismo dijo que debe comprenderse que la seguridad nacional es una condición a alcanzar y mantener, “por eso los temas de seguridad y defensa nacional nos deben de unir motivados por el alto sentido patriótico para defender nuestro territorio y proteger a nuestro pueblo”, aseguró.

Recordó que la paz y la seguridad es responsabilidad de todos los nicaragüenses “porque nos beneficia a todos por igual”.

Refiriéndose a los participantes del curso, Avilés señaló que ahora ellos tienen mayor claridad de los alcances e importancia de la seguridad y defensa nacional para garantizar los intereses supremos de la nación.

“Todos los egresados de este curso, desarrollaron encuentros compartieron y debatieron información sobre conceptos de seguridad, defensa y otros aspectos relevantes para el país. Como parte de la interacción se realizaron visitas de campo a proyectos y zonas estrategias como el Golfo de Fonseca… se visitaron proyectos económicos y unidades militares”, explicó.

Finalmente Avilés agradeció el apoyo del Gobierno de China Taiwán, a través de su embajadora Ingrid Hsing, y de igual forma agradeció la presencia del Presidente Daniel y la Compañera Rosario en la clausura del curso.

Defensa y soberanía nacional es responsabilidad de todos

Por su parte la doctora Martha Ruiz, secretaria general del Ministerio de Defensa, explicó que durante 6 meses, los participantes del curso conocieron de cerca las misiones, compromisos, retos y responsabilidades que a diario el ejército dedica al servicio del pueblo nicaragüense.

Ruiz destacó que la defensa y soberanía nacional es responsabilidad compartida de todos y su naturaleza es de orden público y de interés supremo nacional.

En ese sentido afirmó que las misiones que desarrolla el ejército en todos los ámbitos contribuyen con los objetivos del plan nacional de desarrollo humano.

La doctora Ruiz manifestó que el Curso estuvo diseñado para que los participantes adquirieran conocimientos calificados sobre seguridad y defensa con una visión académica sobre aspectos geopolíticos, económicos, sociales, ambientales y militares.

Asimismo destacó la modalidad de estudio, el profesionalismo de los docentes y el compromiso patrio que permitió crecer a los participantes en conocimientos, consolidando en cada encuentro la visión conjunta de nación sobre seguridad y defensa nacional.

“Este curso nos ha dejado la absoluta claridad de la vocación de Paz de Nicaragua ante las controversias, respetuosos del derecho internacional y respetuosos de las decisiones del más alto tribunal internacional de justicia. Por ello, esperamos ser tratados en igualdad de condiciones, con respeto a nuestro derecho de autodeterminación, a nuestra integridad territorial, a nuestra soberanía nacional”, concluyó Ruiz.