Para disfrutar un excelente platillo de pescado frito o una sopa marinera, no hay necesidad de viajar a un balneario, porque ese exquisito manjar se puede encontrar en la Feria del Mar que se realiza en Managua cada 15 días.

Así reaccionaron varias familias que este sábado antes de las 12 del mediodía se hicieron presentes a una nueva edición de las ferias del mar que impulsa el Instituto Nicaragüense de la Pesca (INPESCA).

Estas ferias donde las familias pueden encontrar toda clase de productos extraídos del mar para adquirirlos y procesarlos en sus casas o ya preparados que ofertan varios protagonistas a precios bajos.

Francisco Aguirre quien llegó con su esposa y dos hijos a disfrutar de los platillos elaborados por los productos extraídos del mar dijo que cada 15 días “estas ferias son algo esperado por nuestras familias porque aquí podemos consumir mariscos a precios módicos y accesibles para las familias”.

Dijo que un pescado frito cuesta 230 córdobas donde pueden almorzar dos personas “esto es un lujo por ese precio por lo que invitó a las familias que asistan a las ferias del mar a consumir los productos marinos a precios accesibles a los bolsillos”.

Gioconda Juárez, quien también disfrutaba de un pescado frito, expresó “es sabrosa esta comida por la forma como la prepara el chef y por eso siempre venimos con la familia de vez en cuando y así podernos deleitar con estas comidas”.

Agregó que también uno puede llevar cualquier producto fresco y hasta las verduras para irlo a preparar a la casa.

Margarita Fuente llegó con sus hijos y nietos, y dijo que la visita a la feria del mar fue para probar los exquisitos manjares elaborados por los productos extraídos del mar y “sin viajar a ningún balneario porque esto incurre en el gasto en el transporte”.

“Esto es lo mejor que han hecho porque es barato porque en el mar estos platillos son caros y aquí (en la feria) hay de todo”, indicó.

Los productos van desde 150 a 200 córdobas el plato más caro. De paso confirmó que en la feria tuvo una promoción de 3 servicios por 500 córdobas.

Alexandra Obando, de la marisquería Valezka, ofertó una variedad de productos frescos para prepararlos en casa. Mostró un camarón que se llama Langostino que solamente se encuentra entre diciembre a marzo y la libra cuesta 350 córdobas en la feria.

Ofreció filete de dorado, langosta, cola de langosta, jaiba, curvina, sardinita seca para prepararlo en torta y arroz, chacalines que es conocido como camarón seco para hacerlo en cóctel y arroz.